26 de noviembre de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Kiev bajo fuego: Rusia lanza bombardeos masivos

Rusia lanzó el lunes una oleada de bombardeos coordinados y mortales contra varias ciudades de Ucrania, incluida la capital, Kiev, en represalia por una explosión que destruyó parcialmente el estratégico puente de Crimea.

La mayor campaña de ataques en toda Ucrania en meses, que dejó al menos cinco muertos en Kiev, coincidió con una reunión del Consejo de Seguridad del presidente ruso Vladimir Putin, convocada tras la explosión en el puente de Kerch.

El ejército ucraniano afirmó que las fuerzas rusas habían disparado 75 misiles sobre ciudades de todo el país, en una serie de ataques que incluyó el uso de drones iraníes lanzados desde Bielorrusia. El último bombardeo contra la capital ucraniana se remonta a finales de junio.

«Se llevaron a cabo ataques masivos con armas de alta precisión de largo alcance contra la infraestructura energética, militar y de comunicaciones de Ucrania», dijo Putin al inicio del Consejo de Seguridad, según imágenes difundidas por televisión.

Lea además: Rusia abrirá una investigación por explosión en el puente de Crimea

El jefe del Kremlin prometió respuestas «severas» en caso de nuevos ataques.

Paralelamente, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, estrecho aliado de Putin, acusó a Ucrania de preparar un ataque contra su país, por lo que anunció el despliegue de tropas conjuntas con Rusia.

En un discurso a la nación, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo que la mañana había sido «difícil» y explicó que las fuerzas rusas tenían dos objetivos con sus bombardeos.

«Quieren el pánico y el caos y quieren destruir nuestro sistema energético», dijo el mandatario, anunciando que las bombas rusas habían tenido como objetivo ciudades como Dnipro y Zaporiyia, en el centro del país, y Leópolis, en el oeste.

«El segundo blanco es la gente», dijo, acusando al ejército ruso de lanzar los ataques con el objetivo de «causar el mayor daño posible».

«Estábamos durmiendo cuando escuchamos la primera explosión. Nos despertamos, fuimos a ver qué pasaba y entonces se produjo la segunda explosión», dijo a la AFP Ksenia Ryazantseva, una profesora de idiomas de 39 años.

«No entendíamos qué estaba pasando (…) bueno, estamos en guerra», añadió.

Zelenski dijo que habló con los mandatarios de Alemania y a Francia y les instó a «aumentar la presión» sobre Rusia.

«Hablamos del refuerzo de nuestra defensa aérea, de la necesidad de una dura reacción europea e internacional, así como de aumentar la presión sobre la Federación Rusa», escribió Zelenski en Twitter.

Compartir
Compartir