16 de agosto de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Capturado Emilio Tapia por contrato de los 70 mil millones con Centros poblados

En la mañana de este lunes la Fiscalía capturó a Emilio Tapia y al representante legal de la Unión Temporal Centros Poblados, Luis Fernando Duque, por el polémico contrato con el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC) para llevar internet a zonas rurales.

Tapia condenado por corrupción, en medio del llamado ‘carrusel de la contratación de Bogotá’, tenía casa por cárcel.

El contrato con UT Centros Poblados desató gran controversia, dado que el Gobierno entregó un anticipo de 70 mil millones de pesos a los empresarios, pese a que hubo un documento falsificado. Por su parte, Duque dijo que no se ha perdido el dinero, y que se ha invertido en equipos e insumos.

La ministra de las Tecnologías de Información y las Comunicaciones (TIC), Karen Abudinen, presentó su renuncia tras el escandaloso contrato de esta cartera.

Tapia, recordado por ser uno de los principales protagonistas en el escándalo del ‘carrusel de la contratación de Bogotá’, fue vinculado con la investigación del contrato que buscaba ampliar la conectividad del Internet en las regiones más alejadas después que su nombre apareciera vinculado con las empresas que se ganaron el billonario contrato y que recibieron 70 mil millones de pesos como anticipo. 

El contratista oriundo de Sahagún (Córdoba) adquirió hace unos años una representación de la empresa ICM Ingenieros que hizo parte de la Unión Temporal Centros Poblados. La semana pasada, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca dio ordenes directas para embargar todos los bienes de las empresas que hicieron parte de esta Unión Temporal que se ganó, pese a no cumplir todos los requisitos, el contrato. 

La empresa ICM Ingenieros SAS, quien fue creada por Luis Guillermo Meza Barragán y el exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz -también condenado por el carrusel de la ‘contratación en Bogotá’- ya había estado en la mira de la Fiscalía General por el pago de sobornos para recibir millonarios contratos de obras civiles e infraestructura vial en la capital.

El empresario se encontraba en detención domiciliaria cumpliendo otra condena por el delito de lavado de activos relacionado con actividades ilegales dentro del ‘carrusel de contratación’ en la capital de la República.

*Con información de Noticias 1 y RCN Radio.

Compartir
Compartir