16 de junio de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

La vergonzosa tragicomedia de la prensa “cubriendo” la llegada de las vacunas

Por ANUAR SAAD

Pensaba que en medio de todo, el periodismo en Colombia había logrado de alguna manera consolidarse, seguir avanzando, y mostrar una calidad que lo mantuviera como una profesión admirable.

Pero lo que los colombianos hemos presenciado hoy, podría llamarse el “apaga y vámonos” de un sector del periodismo que deja mal parado el ejercicio de esa hermosa profesión en el país.

Medios radiales, escritos y televisivos han desplegado sus corresponsales; su equipo de fotógrafos y camarógrafos; sus investigadores; para que cuenten, minuto a minuto, por dónde iban dentro del plan de vuelo el “puñadito” de vacunas que venía, ¡por fin! para Colombia.

Increíble que medios reconocidos hayan caído en este vergonzoso sonsonete lleno de un periodismo servil, sonso y ridículo. Si bien la llegada de las primeras vacunas es una noticia que debe alegrarnos porque alcanza a mostrar una tenue luz al final del túnel, es solo una noticia que se debe reseñar, y no desplegar campanas al aire tratando de tapar con ello el mal manejo de la crisis sanitaria en Colombia.

Ningún colombiano olvida que el Presidente Duque en su insufrible programa “Prevención y Acción” dijo en diciembre que en febrero tendríamos 20 millones de vacunas que, por lo visto, de verdad verdad no superarán, en el mejor de los casos, los tres millones este mes.

Pero más allá de eso, a los medios colombianos parece olvidárseles dónde es que hay que hurgar para hallar la verdadera historia. Dónde reposa, finalmente, el interés periodístico. Porque lo de las 50 mil vacunas que llegaron es, repito, solo una noticia que hay que registrar y punto. Tal como la dio en este tuit el Gobierno nacional.

¿Por qué no tratar de explicar cuáles son las causas para que, según estadísticas y observatorios internacionales Colombia es de los peores países en manejo de la pandemia? ¿No hay que investigar acaso por qué somos de los últimos en América Latina en empezar la vacunación? ¿Dónde está el informe que explique a qué se debe estar en el triste ranking de los países con más muertes por covid en el mundo?

Muchos en twitter sintieron indignación por la parafernalia de los medios sobre un hecho tardío e insuficiente del gobierno que, como siempre, responde a destiempo. Aquí, una de las críticas, por la payasada de algunos medios por las 50 mil vacunas.

 Y Matador también tuiteó:

Hasta el portal de parodia Actualidad Panamericana no dudó en tuitear:

Otros más mesurados, pero también cuestionando el show mediático:

…Y las cuentas de cobro por promesas falsas, también salieron a relucir:

Muchos medios montaron desde temprano la alharaca propagandista por las retrasadas vacunas de Duque y acto seguido, empezó la guerra de medios para ver quien detallaba la parábola del avión en pleno vuelo; como se rascaba las pelotas el piloto de la aeronave; qué consumieron dentro del avión durante el vuelo; cuantos metros se deslizó la aeronave sobre la pista y de qué tamaño era la bandera de Colombia que abrigaba la caja con las pocas vacunas que al fin llegaron.

No señores.

Hoy no es un día de celebración.

Hoy debemos estar tristes porque el periodismo en Colombia está en estado de coma y, al parecer, no hay vacuna que lo pueda resucitar.

Compartir
Compartir