26 de noviembre de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Se lanza desde último piso de edificio y deja conmovedora carta a su hija

Un triste hecho tiene en shock a los habitantes de la capital antioqueña. Se trata de la muerte de una joven identificada como Karen Castaño, quien se lanzó desde el último piso de la Clínica Medellín.

Minutos antes de haber tomado esa fatídica decisión, la mujer compartió una desoladora carta en la que explicaba sus motivos y tristemente se ha vuelto tendencia en las redes sociales.

El texto, dirigido a su hija Gabriela, aseguraba que reencontrarse con la persona que la abusó le produjo un desequilibrio emocional con el que no pudo luchar.

Su vida transcurría con normalidad hasta hace cuatro meses, cuando se destapó “una olla podrida y todo por lo que estaba trabajando se derrumbó, me perdí”. Esta situación la llevó a tal punto de no bañarse, no comer y no atender a su hija, pero asegura que el detonante de su decisión tuvo que ver con el hecho de que su abusador y su hija compartieron la cama.

“Mi negación a que durmieras a tus 3 años más de una noche en la misma cama que mi abusador y el abusador de otras niñas de la familia y amigas cercanas”, dice un aparte de la desoladora carta.

Todo parece indicar que su familia, en vez de ayudarla, habría protegido al abusador. Finalmente, agradeció a su mamá, a su papá y a su tía por la ayuda que intentaron brindarle y pidió no culparse por nada.

«No culpen a nadie por nada, ni se culpen de nada, yo soy la única responsable, Adiós. «Te amo hija, eres la esperanza del universo”, fueron las últimas palabras del mensaje. Casos como el anteriormente mencionado evidencian que aún falta mucho pr hacer en cuanto a la política de salud mental. Recuerde que cada ciudad tiene líneas de ayuda, en caso de sentir que necesita orientación o apoyo sicológico. No hay culpables»

«Mamá, papá, tía, sé que estos últimos días lo intentaron, gracias por todo lo bueno, lo que quisieron darme, sé que sus palabras son sinceras, pero ya tomé una decisión, deseo que todo mejore para todos. Los llevo en mi corazón».

«No culpen a nadie por nada, ni se culpen de nada, yo soy la única responsable, Adiós».

«Te amo hija, eres la esperanza del universo”, fue el mensaje con el que terminó su dolorosa carta.

Compartir
Compartir