27 de septiembre de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Mujer indígena se lanzó desde el tercer piso de clínica en Valledupar, con su bebé en brazos

Desde la ventana del tercer piso de la Clínica Integral de Emergencias Laura Daniela de Valledupar, donde se prestan los servicios de Pediatría, una joven de 18 años perteneciente a la etnia Yukpa se lanzó con su hijo de dos meses en brazos en un intento por escapar de esa institución hospitalaria.

Según lo informado por las autoridades de la clínica, el bebé estaba siendo atendido por cuadro febril de origen respiratorio desde el pasado 29 de agosto y a pesar de ello la joven madre del bebé “recogió sus pertenencias y las de su hijo, se trasladó a una habitación contigua que se encontraba desocupada, accedió a una pequeña ventana y se lanzó cayendo en una placa del segundo piso”.

El cuerpo médico logró acudir hasta donde se encontraban la joven y su hijo y constataron que ambos están fuera de peligro. El bebé no tuvo lesiones, pero continúa su tratamiento bajo vigilancia médica, mientras su madre recibe atención por el trauma que sufrió en sus piernas.

“La mujer recoge sus pertenencias y las de su hijo y se traslada a una habitación contigua que se encontraba desocupada, accede a una pequeña ventana y se lanza cayendo en una placa del segundo piso. Al percatarse de lo ocurrido, el cuerpo asistencial acude de inmediato y con pericia llegan hasta el lugar donde encuentran a la mujer con su hijo en brazos, le prestan los primeros auxilios y verifican el estado de salud de ambos”, indicó la clínica.

Igualmente explicó que de una vez activaron la ruta de atención con los líderes de la comunidad Yukpa y el personal de psicología de la institución.

“Se pudo establecer con el guía que es difícil para los oriundos de las etnias que tienen influencia en la zona salir de sus territorios por tanto tiempo y dejar a su familia, la costumbre de las parejas es permanecer juntos en todo momento. Cabe aclarar que esta situación está directamente ligada a un factor cultural, el menor, por su condición clínica, debía permanecer en la institución durante el tiempo de tratamiento con la madre como acompañante permanente, esto, sumado a la intranquilidad propia que genera en la población indígena encontrarse fuera de su entorno natural y lejos de su pareja, lleva a esta madre a tomar la decisión de escapar para volver a su asentamiento y reunirse con los suyos”, subrayó la clínica Laura Daniela.

Compartir
Compartir