30 de junio de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Ciudadana norteamericana muere tras cirugía bariátrica en Barranquilla: otro paciente de Carlos Sales que fallece

Este jueves se conoció la muerte de la ciudadana americana, identificada como Dilay Escalante Contreras, de 46 años, quien hace una semana se había practicado una cirugía bariátrica en una clínica en el norte de Barranquilla, según dijo su familia. Asimismo, sus parientes denunciaron a Caracol Radio que una presunta negligencia médica le habría ocasionado la muerte.

Xiomara Contreras, tía de Dilay Escalante, contó que el pasado jueves su sobrina ingresó al centro asistencial a realizarse la intervención.

“Luego del procedimiento, salimos como a las 8:30 de la noche y nos fuimos al apartamento junto con la enfermera que le mandó el doctor. La enfermera le aplicó el tratamiento el jueves, viernes y sábado. El lunes fuimos a consulta con el doctor y ella le manifestó que no se sentía bien y que no podía comer bien”, señaló Contreras.

De acuerdo con la pariente de la hoy fallecida, ese mismo día a Dilay le realizaron una dilatación gástrica.

“Después de eso nos fuimos para la casa y él (doctor) le mandó unos medicamentos. El día miércoles volvimos allá (consultorio del médico) otra vez y ella le dijo que no entendía el dolor y él le recomendó hacerle un tratamiento con Rayos X, pero como había mucha gente no se pudo hacer, y tuvimos que volver al apartamento”, agregó Xiomara.

Fue así como, según la familiar, este jueves el doctor se trasladó hacia el apartamento de la mujer y señaló que lo mejor era ingresarla de nuevo a la clínica para operarla, pues el dolor no cesaba.

Sin embargo, Dilay empeoró y ese mismo día cuando era llevada a un centro asistencial para ser atendida, llegó sin signos vitales.

“Yo digo que fue negligencia de él porque si el la vio el lunes enferma, por qué no la internó, es la pregunta nuestra”, resaltó Xiomara. Dilay Escalante Contreras vivía desde hacia más de 10 años en Miami, Estados Unidos, y trabajaba en bienes raíces.

Por su parte, Carlos Sales Puccini, el médico que condujo el procedimiento de la mujer señaló a Caracol Radio que se le operó de obesidad «más no de cirugía plástica».

«Ella ya tenía una cirugía de obesidad del 2015 y que la paciente a pesar de eso, con sus malos hábitos, volvió a subir de peso. A esos pacientes se les hace un estudio grande antes de operar. Como era reoperación tenía sus riesgos, a ella se le explicó y firmó el consentimiento informado», dijo Puccini.

Sostuvo que la mujer salió «bien» del procedimiento, y se le hizo un chequeo diario, incluso, se le hizo dilatación para que «pasara líquido».

«Ayer se sintió bien, estuvo conversando conmigo y hoy en la mañana me llaman y paso a verla, la veo mal con el abdomen distendido y le dije que algo le pasó en la noche, luego le manifesté que nos fueramos a la clínica y si es necesario operarla, la operabamos, pero no fue para allá, fue para otra y le dio un paro cardiorespiratorio», sostuvo.

El «Surset gástrico de Sales»

Aunque parezca inverosímil, no es la primera vez que el médico Sales se ve implícito en este tipo de situaciones, ya que ha tenido varias demandas por pacientes que han muerto o han quedado en grave estado de salud.

En el año 2015 el barranquillero Carlos Elías Sales Puccini operó a Julio Durán Gómez en la clínica Altos de San Vicente ubicada en la capital del Atlántico, la intervención quirúrgica a la que se sometió Durán fue el «Surset gástrico de Sales» para el control de la obesidad, procedimiento no avalado por la comunidad científica al ser considerado una práctica riesgosa y además creado por el mismo Sales Puccini, sin embargo, el profesional de la salud lo promocionaba como «una alternativa para cirugía bariátrica restrictiva».

El paciente 20 días después de realizada la cirugía empezó a presentar problemas de salud por lo que tuvo que ser trasladado de urgencias y remitido a UCI por un cuadro bastante grave de neumonía, para esto Durán se encontraba en Cúcuta ya que tres días posteriores a la intervención viajó con el visto bueno del médico cirujano.

En enero del 2016 Durán fue ingresado nuevamente a UCI, y finalmente falleció en febrero de ese mismo año.

Después de un exhaustivo estudio la justicia determinó que en dicho procedimiento se presentaron varias irregularidades ya que no contaba con ningún aval por parte de la comunidad médica.

Por lo que el alto tribunal determinó que nunca entregó información clara y precisa sobre el procedimiento que se llevó a cabo, solo anotó en la historia clínica que se trataba de una cirugía bariátrica sin dar más detalles de dicha intervención.
Entorno a esto, al médico se le solicitó la indemnización a la familia afectada por una suma de $46.591.450 por daño emergente y con $1.783.256.495 a título de lucro cesante, sumado a esto deberá pagar 1.400 SMLMV por conceptos de daño moral y afectación a los derechos constitucionales amparados.

¿Dónde están las garantías de los pacientes?

Si bien es cierto es el paciente quien con consentimiento acepta la intervención quirúrgica, los profesionales de la salud deben salvaguardar la vida de todos y cada uno de las personas que pasan por su consultorio y garantizarles sobre todo un trabajo bajo todos los lineamientos que las leyes establecen.

Sales Pussini en 2017 reconoció que estudió gastroenterología de manera virtual con una universidad en Argentina, además le fueron imputados delitos por haber convalidado un titulo de cirugía plástica en Brasil sin haber asistido a clases presenciales.

La Fiscalía en su momento determinó que Sales había engañado al Ministerio de Salud al no aclarar como había adquirido sus títulos.

Desde el 2017, Carlos Sales y su hermano hacen parte del grupo de 42 cirujanos que son investigados por la Fiscalía por presunta falsedad en documento público.

Pronunciamiento en medios

Cuando en diferente medios de comunicación volvió a salir a la luz esta información, el médico en cuestión la catalogó como «falsa» y «publicidad de redes» ya que había que esperar los resultados de la necropsia para determinar si hubo o no complicaciones de salud a causa de la cirugía practicada, sin embargo, sus «antecedentes» dejan mucho a la imaginación.


*Con información de Caracol Radio y Diario La Libertad

Compartir
Compartir