29 de mayo de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

”30 mil atlanticenses tendrán agua potable las 24 horas en primer semestre del 2022”: Noguera

Un total de 30 mil atlanticenses serán beneficiados, durante el primer semestre del año 2022, con servicio de agua potable las 24 horas del día y los siete días de la semana gracias a seis iniciativas lideradas por la Gobernación del Atlántico en materia de acueducto, que cuentan con una inversión de 14 mil millones de pesos.

“Hemos estado tres, cuatro, hasta cinco días sin agua. Muchas veces nos ha tocado buscar agua en la parte de abajo de la plaza, pero ahora se está cumpliendo el sueño de todos en el barrio y, por fin, vamos a tener agua todos los días”, afirma Arelis Medina, una de las beneficiarias y guardianas del agua del barrio Altos de Cupino, en Puerto Colombia, quien por primera vez verá salir agua en las plumas de su casa con buena presión y continuidad.

“El gran desafío es llegar a todos los corregimientos del Atlántico y que, además, estén conectados a un operador especializado. Lo que vamos a tener en los corregimientos será una conexión al sistema tradicional de acueducto, para que a través de un operador se les preste el servicio de agua las 24 horas, siete días a la semana”, aseguró la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera.

Dentro de los corregimientos que contarán con agua potable las 24 horas en el primer semestre del año, se encuentra Sibarco, en Baranoa, tierra del primer presidente afrocolombiano del país, Juan José Nieto Gil, y que se destaca por su festival del guandú, donde grandes cocineras deleitan con sus platos a locales y visitantes.

Aunque es famoso por su historia y reconocido por su sazón, este corregimiento no cuenta con el servicio de acueducto, lo que obliga a sus pobladores a recorrer grandes distancias para contar con el suministro, así lo cuenta Selene Bolívar. “Para tener agua, tengo que ir a la plaza de la tercera edad, allí recogemos el líquido potable de una pileta para cocinar y beber”, relata la habitante.

Pero otro es el camino para el agua que se requiere para lavar y bañarse, “tenemos que ir a los pozos, a 20 minutos de aquí, a bañarnos y a veces lavar ropa allí. Además, traer el agua en baldes para lo que se requiera durante el día”, indicó Bolívar, cuyo esposo logró encontrar empleo en la obra que llevará la solución de acueducto a su comunidad.

Así como pasa en Sibarco, la situación se repite en Ciudad Paraíso, en Soledad; los sectores del Centro y Carmen, en Malambo; los barrios de la parte alta del suroccidente de Puerto Colombia; los corregimientos Aguas Vivas, Hibácharo y Villa Lata, en Piojó; y Patilla, Gallego y Mirador, en Sabanalarga.

Las obras de acueducto que avanzan a toda marcha llegarán a comunidades que no han contado con este servicio esencial o es demasiado precario, pues como lo indicó la mandataria departamental, “si por algo nos van a recordar es por dejar al departamento con un servicio de agua las 24 horas, siete días a la semana”, en cumplimiento de este gran sueño de todos los atlanticenses de tener un servicio de acueducto óptimo y de calidad.

Estas obras se pueden realizar gracias a la ampliación de 13 sistemas de acueducto en las cabeceras municipales, que ya están beneficiando a casi medio millón de atlanticenses en los cascos urbanos y aseguran que las nuevas obras en los corregimientos cuenten con el suministro del líquido.

De acuerdo con la secretaria de Agua Potable, Lady Ospina, «en el Atlántico efectivamente estamos rodeados de agua, pero para poder tratar esa agua y llevarla a la pluma de cada uno de nuestros hogares se requiere bombeo. El bombeo significa energía, primero para llevarla a tratar y dejarla en condiciones aptas para el consumo y, luego, bombearla para conducirla hasta los tanques de almacenamiento, para que, posteriormente, llegue hasta la pluma de los atlanticenses».

Es todo un engranaje, que con la puesta en marcha de los proyectos, la Gobernación del Atlántico asegura el suministro del agua potable, no solo porque padecen la falta de líquido sino que en algunos casos cuentan con un Índice de Riesgo de la Calidad del Agua para Consumo Humano (IRCA) superior a los estándares permitidos, pues en muchas ocasiones se abastecen de agua salobre, que presenta olor y sabor.

Estos proyectos impactarán de manera directa en la salud y el desarrollo de estas comunidades y forman parte del programa Agua para la Gente, que busca, mediante la inversión de 400 mil millones de pesos en infraestructura de acueducto aportados entre el Gobierno Nacional, el departamento y el municipio, llegar con agua potable al 100 por ciento del Atlántico.

Compartir
Compartir