25 de septiembre de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Murió la joven que cayó en alcantarilla de 7 metros de profundidad

Murió la joven estudiante de 18 años que había caído a una alcantarilla de 7 metros de profundidad en Barranquilla, debido a la gravedad de sus heridas. En la clínica Portoazul de esa capital falleció Luisa Fernanda Pacheco Peralta, quien en días pasados había sido rescatada de las redes del alcantarillado.

El lamentable accidente se registró el pasado viernes 9 de septiembre en el Corredor Universitario, donde fue necesaria la intervención de los bomberos que emplearon equipos especiales de extracción y, luego de varias maniobras, lograron sacar a la mujer, la cual fue trasladada en una ambulancia a la clínica Portoazul. Allí luchó por su vida varias semanas, pero finalmente murió la noche de este martes.

Al parecer, antisociales se robaron la tapa alcantarilla en esta zona por lo que la joven no alcanzó a ver el hueco en medio de la oscuridad de la noche. Sin embargo otra versión de los hechos señala que unos obreros habrían destapado la alcantarilla y la dejaron expuesta tras realizar unos trabajos.

Pacheco Peralta era estudiante de ingeniería industrial y su deceso causó gran consternación a familiares y amigos.

Otro testigo aseguró que Luisa estaba con su novio viendo piques ilegales, pero se presentó un accidente en el cual las personas corrieron para ver lo ocurrido y la joven cayó al vacío en el profundo hueco.

Cifras de robos de tapas de alcantarillas en Barranquilla
Según, la empresa Triple A, encargada de la operación del acueducto y alcantarillado de la ciudad, en 2020 fueron robadas 294 tapas de hierro de las alcantarillas. Y en que va de 2021 se han robado 35 unidades.

Estas son las reportadas, no siempre hay reporte de la comunidad. Hay días en que se denuncian a la línea 116 de la compañía, hasta tres robos de tapas.

El año pasado la empresa reportó que se instalaron 294 tapas, que costaron 58.800.000 pesos. “El trabajo implica trasladar una cuadrilla conformada por un supervisor y dos oficiales en un camión hasta el sitio”, explicaron en la empresa.

Actualmente, la Triple A las reemplaza por tapas de ferroconcreto, que tienen un costo aproximado de 200.000 pesos cada una. Estas contienen poca cantidad de hierro y un núcleo de concreto, que por su peso no son fáciles de retirar.

*Con información de Publimetro

Compartir
Compartir