11 de agosto de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Luto en el periodismo y las letras: un adiós para Fabio Osorio

POR ANUAR SAAD

Mientras estaba en los quehaceres de la jefatura de redacción del diario El Heraldo, me llamaron de la dirección para decirme que un nuevo periodista se vincularía a la excelsa planta de redactores que el diario barranquillero tenía en esa época. Allí estaba él: ataviado con un jean de combate, zapatos tenis y un cómodo suéter, que enmarcaban una cara roja sepultada por unos gruesos lentes como de culo de botella.

Fabio Osorio Pineda no tuvo que hacer ningún esfuerzo adicional para caerme bien, Era un periodista inquisidor, serio, crítico, tanto, que tenia habitualmente encontrones con la dirección del diario ya que defendía sus ideas por encima de todo. Era un escritor que se disfrazaba en el periodismo, ya que conocía la idiosincrasia de la ciudad, su espíritu carnavalero, sus barrios insignes y, sobre todo, su música, la que el vivía al máximo.

Recuerdo como si fuera ayer uno de mis cumpleaños, en pleno pre-carnaval, donde se me ocurrió hacer una fiesta en la casa de mis padres. Al filo de la media noche Fabio, sin ningún filtro, hizo un maravilloso show bailando la música que más le gustaba: la salsa, la que el decía que se bailaba en una sola baldosa.

Su trasegar periodístico dejó huella en todos los que lo conocimos y su admirable lucha que mantuvo durante décadas contra una enfermedad crónica que padecía. Después de El Heraldo, se dedicó a su pasión: escribir. Y produjo textos maravillosos sobre el Barrio ABAJO, Rebolo y el Carnaval de Barranquilla que hoy son referentes para entender nuestra propia cultura.

Fabio Osorio era periodista graduado de la Universidad Autónoma del Caribe y su muerte  se produjo en las últimas horas en la  Clínica Murillo donde recibía atención por sus problemas de salud. Osorio era reconocido por cubrir fuentes culturales, económicas y de ciudad.

El deceso de Fabio Osorio Pineda, el popular Faboso, produjo muchas reacciones en las redes sociales que le brindaron una hermosa despedida al que por muchos años dejó en alto el nombre del periodismo y las letras en la ciudad.

Actualmente, se encontraba trabajando como locutor en las emisoras ABC en los programas ’30 minutos’, y ‘El Corrillo’.

Es de destacar su pasión por el carnaval de Barranquilla. Fue integrante de la comparsa “El Congo Grande”, y escribió 5 libros de cuentos y relatos alusivos a la temática carnavalera: “Rebolo en Carnaval” (1999), En Tiempos de Verbena (2000), Carnaval sabroso y ardiente (2001), Carnaval que corre por las venas (2004), y Noches del 99 (2011).

 Desde Hora en Punto le damos nuestras mas sentidas condolencias a toda su familia, amigos y colegas.

Compartir
Compartir