2 de diciembre de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

La pelea entre Residente vs J. Balvin: ¿la nueva Gota Fría?

¿Ese no es el negocio, socio? La paliza que le propinó René Pérez Joglar en dos intensos round al reguetonero colombiano, solo es comparable a la que Emiliano Zuleta Baquero le propinó hace 83 años a Lorenzo Morales en La Gota Fría.

POR ANUAR SAAD

El reguetón, ese género urbano que despierta todo tipo de pasiones, que conquista a la juventud y que tiene –hay que decirlo—detractores que reclaman que más que “tum, tum, tum” tenga letras que valgan la pena, tiene una semana en el ojo del huracán y los premios Grammy, son, de alguna manera, el detonante.

Y es una controversia que me remontó a 83 años atrás, cuando a través de “La gota fría”, el maestro Emiliano Zuleta Baquero apabulló a su rival de entonces, Lorenzo Morales.

Y esta nueva versión –en tiempo y en estilo musical– de “La gota fría”, empezó el pasado 28 de septiembre cuando la Academia Latina de la Grabación dio a conocer la lista de músicos y artistas nominados en su edición 2021. Aparecen entre los nominados por la Academia, nombres reconocidos y otros, que vienen en ascenso. Ahí están artistas como Bad Bunny, Mon Laferte, Camilo (con diez nominaciones), Juan Luis Guerra y el colombiano J Balvin, entre otros, quien, a pesar de contar en plataformas con casi 60 millones de escuchas, solo tuvo dos nominaciones.

La chispa de uno de los enfrentamientos más llamativo de los últimos tiempos entre artistas de la música, la encendió Balvin con un quejoso tuit en el que, además, se muestra como “una víctima” del sistema. Uno que, según él “los usa porque “los necesita” pero que “no los valora”. El sistema, en el pensamiento de Balvin, son los Grammy a los que instó a sus colegas a “boicotear”, haciendo un llamado a no presentarse a la ceremonia. ¡Y ahí fue troya!

Una vez, uno de mis maestros en el periodismo me dio un consejo que he atesorado durante décadas: “Puedes pelear contra alguien más fuerte; pero procura no enfrentarte a un rival más inteligente”. Y esa parece ser la lección que el padre de Balvin, del que se dice está detrás del artista aceitando la fábrica de hacer millones, nunca le enseñó a su hijo.

Y es pertinente aclarar que este escrito no tiene nada que ver con nacionalismo, porque ya me parece escuchar desde los rincones, las voces de críticos patrióticos despotricando porque alguien se atreve a darle la razón al foráneo y no al criollo. Antes que nada, permítanme decirles que la razón se le debe dar a quien la tiene y el talento no se fabrica: con él se nace y simplemente se tiene en mayor o menor medida, y es claro que, en este caso se enfrentan dos que tienen mucho talento.

Y uno de esos talentos se hicieron visibles, en la calidad de las respuestas que René Pérez Joglar, mejor conocido como Residente, le hizo a través de un video posteado en Instagram a Balvin en el que le reprochaba su propuesta de “boicot”.

Durante el video, que se viralizó en segundos, René dejó en claro que J Balvin está molesto porque no tuvo muchas nominaciones: “Yo te creería lo del boicot si, no sé, el año pasado cuando te nominaron 13 veces no ibas pa’ los Grammy. Pero ahí tú no pediste boicot, de seguro tenías hasta cambio de ropa para cada premio. Pero como de las 13 nominaciones te ganaste un solo Grammy, ahora vuelve el boicot”, dice Residente, quien hace una creativa analogía sobre la música de Balvin, a la que compara con un “carrito de hot dog”:

“Tienes que entender, José, es como si un carrito de hot dog se molestara y se encojonara porque no se puede ganar una estrella Michelin. “Te explico, pa’ que entiendas: tu música es como si fuera un carrito de hot dog, que a mucha gente le puede gustar o a casi todo el mundo. Pero cuando esa gente quiere comer bien, se van a un restaurante y ese restaurante es el que se gana las estrellas Michelin»

Primera andanada de Residente contra J Balvin

El mensaje de este primer video fue tan contundente, que Balvin, ahí, debió buscar los medios para zanjar las diferencias; promover un pacto de “no agresión” porque la prosa de Residente –ya demostrada en sus innumerables éxitos compuestos por él cargada de ácida crítica social, humor, cotidianidad y, por su puesto sexo—no le iban a dar ningún chance a Balvin para sobrevivir a este combate.

Y es que la lección que dio René Pérez Joglar, el popular Residente y quien saltara a la fama de la mano de la agrupación Calle 13, fue clara y contundente: cuando uno es capaz de ser auténtico; de ser coherente entre lo que se hace y lo que piensa; de ser solidario –pero no solo para las cámaras sino de verdad verdad—la vida te lo reconoce. Y la Academia también. Residente acumula 31 premios Grammy en su carrera y hoy se le considera como uno de los cantautores más influyentes de América Latina por su poder de crítica social; por su mensaje de reivindicación a los menos favorecidos y por la picardía desparramada en sus letras, que saca carcajadas. Su mensaje, su música y sus composiciones, son un reflejo de lo que el artista es como persona.

Y aunque sería estúpido negar el talento enorme que J Balvin posee, porque lo tiene y mucho, –no por nada tiene tantos fans y lidera la lista de escuchas en las plataformas- al talentoso reguetonero paisa, le falta más compromiso. Más autenticidad. Más perfil humano. Dejar de vender el mensaje de que todo gira solamente alrededor de que “esto es el negocio, socio”. Porque tener tantos seguidores te entrega una responsabilidad con la gente, y más cuando eres líder de un género urbano, ese mismo que le habla al de la calle, al desprotegido, al del común, al que quiere salir adelante. Como por ejemplo, este éxito:

Y a todas estas… ¿quién asesora a Balvin? ¿Su padre? Porque aceptar un rifirrafe contra un rival con una prosa dura, creativa y explosiva; ese mismo que sí es autor de sus canciones, es como aceptar ir a la guerra sin un fusil.

Y eso mismo dio pie al segundo round de este combate donde se habló de deslealtad, identidades múltiples, diseño y venta de prendas de vestir con logotipos de carritos de hot dog, y, por supuesto, del talento.

Segundo round y noqueado el rival.

José, vi que subiste un merch, así como si fueras el más capo, entonces me interesa que la gente sepa el tipo de persona que eres (…). Yo soy un hombre de palabra, a diferencia de ti, además de que sería aburridísimo tirarte”, dijo el cantante de “Yo te quiero a ti”. Falta de compasión por los demás; haber olvidado a los que les debe su estrellato; dar discursos sobre dinero y economía; ausencia de sensibilidad social y, sobre todo, falta de identidad, fueron algunos de los uppercut con los que el mítico vocalista de Calle 13, terminó mandando a la lona –con aterrizaje forzoso—al reguetonero colombiano.

Tu papá debería enseñarte valores porque no todo en la vida es negocio y que es importante la lealtad”, arremetió en este segundo enfrentamiento, suscitado por lo que él llamo deslealtad: Balvin pidió que Residente retirara el video de las redes y él iba a retirar lo de sus “carritos de hot dog” y el llamado al boicot de los Grammy, pero según el portorriqueño, el colombiano no cumplió la promesa.

Sin duda la frase más dura de Residente —quien hace una detallada explicación sobre la supuesta falta de palabra de Balvin– es que “Yo soy una sola persona, no 20 diferentes. Tu único talento es no tener talento y hacer parecer que sí lo tienes”.

Y las protestas sociales también salieron entre los trapitos al aire, echándole en cara que la única vez que Balvin se pronunció sobre las protestas en Colombia “fue por un mensaje que te lo escribe un puertorriqueño porque no te sale ni eso. Pa’ colmo, lo pegas literal del WhatsApp debajo de tu video y eres tan mentiroso, que le pones ‘José’, como si lo hubieras escrito tú”.

¿Habrá un tercer round? ¿Balvin tendrá fuerza para levantarse después de tamaña paliza? ¿Su padre, por fin, se habrá dado cuenta que en este episodio es mejor que “tire la toalla”? ¿Podrá el destino, en un futuro, volver a unirlos como colegas y personas?

No sería de extrañar que el colofón de esta historia podría saltar de los videos, a la música. Y seguramente el que sea capaz de componer y grabar esta batalla tan épica como la de Emiliano Zuleta –el popular Viejo Mile– y Lorenzo Morales que terminó con la paliza que el primero le propinó al otro en “La gota fría”, termine con la victoria del que sepa recrearla en verso y prosa.

Y creo que a estas alturas, ya sabemos quién será el que gane.

Compartir
Compartir