29 de enero de 2023

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Insólito caso en Pivijay: se tragó una mojarra viva y casi se ahoga; en video

Lo que debía ser una apacible tarde de pesca, casi termina convirtiéndose en una terrible tragedia.  La poca experiencia para los rituales de la pesca, por poco le cuesta la vida a un joven que, increíblemente, casi muere asfixiado al atravesarse en su esófago una mojara viva

Como pudo, el hombre alcanzó a llegar a la urgencia del Hospital Santander Herrera y comunicándose con desesperadas señas ante la imposibilidad de hablar, hizo entender a los galenos que se estaba asfixiando.

Video tomado de Twitter

Este insólito hecho sucedió en el municipio de Pivijay, departamento del Magdalena, y por fortuna para el joven, la destreza de los médicos de urgencia, lograron salvarle la vida.

El personaje que protagoniza este insólito suceso es un hombre de 24 años que, según información registrada por el diario La Libertad de Barranquilla,  salió a pescar en un lago en una finca ubicada a 1.5 kilómetros del casco urbano del municipio el pasado viernes 23 de enero. Al parecer el joven lanzó el anzuelo y a los pocos minutos atrapó a su primer pez.

El suceso de haber atrapado su primer pez lo llenó de emoción y tiró de nuevo el anzuelo al agua  logrando pescar otra mojarra… que fue la que inició la pesadilla que casi acaba con su vida.

Foto tomada del diario La Libertad

El novato pescador, en lugar de tirar la mojarra recién pescada en un tanque, prefirió sostenerla con su boca mientras tiraba del nylon con ambas manos. Fue entonces cuando la mojarra con muchos movimientos se resbaló y terminó aprisionada en su esófago.

Con la mojarra atorada en su esófago el frustrado pescador  llegó al Hospital con signos de asfixia y fue llevado por los médicos a la sala de rayos x para tomarte una placa y determinar lo que ocasionaba la obstrucción.

La doctora Yaneth Torres, directora científica del Hospital, según cita RB Noticias, aseguró  que la rápida acción de los trabajadores del centro fue clave para salvarle la vida al joven. “Es un caso llamativo, poco común, pero la rapidez del cuerpo médico y técnicos especializados del Hospital Santander Herrera fue determinante en la maniobra para salvarle la vida”,

“Era una mojarra de unos 18 centímetros. Esta persona se estaba ahogando y no sabíamos por qué, fueron los rayos x lo que determinó qué le provocaba la obstrucción”, dijo Torres.

El médico cirujano Luis Alberto Freyle Moscote fue alertado de la emergencia y de inmediato trasladó al joven a la sala de cirugía, para en una eficiente intervención sacarle el pez que tenía atorado en el esófago.

Compartir
Compartir