22 de marzo de 2023

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

ICBF no prestó atención cuando se denunció desaparición de la niña, dice tía de Sara Sofía

Colombia se sigue preguntando por qué empezó tan tarde la búsqueda.

El caso de Sara Sofía ha conmocionado profundamente al país. El repudio desde todas las esferas se han hecho sentir ante el enigma que encierra su desaparición y las afirmaciones de su madre de haberla echado al río «porque la niña se le ahogó».

Las versiones han sido contradictorias y testigos desmienten lo sostenido por el padrastro de la niña en las últimas horas. Pero ahora, los ojos se centran en la tardia reaccion de las autoridades y del ICBF porque no atendieron a tiempo las denuncias sobre la desaparición de la niña.

En cuanto Xiomara Galván -tía de Sara Sofía Galván – supo que la niña no había sido llevada al jardín, alzó su voz en busca de ayuda. Empezó por alertar al centro educativo, luego al ICBF , pero solo cuando llevó el caso a la Fiscalía le prestaron atención, aunque no de inmediato, explica.

Tres días después de enterarse de que la niña de dos años no había sido llevada al jardín, Xiomara se acercó a exponer el caso, teniendo en cuenta que había un seguimiento a Carolina, la mamá de la menor:

El miércoles siguiente que mi hermana no trajo la niña yo llamé de una vez a la profesora, en ese entonces estaba la profesora Ingrid. La llamé y le dije ‘profe, pasa esto y esto con Carolina, estoy muy preocupada, ¿qué hago?’. Ella se preocupó también, ella sabía lo que estaba pasando con la niña, entonces me dijo que la llamaba, porque al principio pensábamos que ella no nos quería devolver la niña, que se quería quedar la niña”

Al no tener respuesta vía celular, “la profesora dijo: ‘yo voy a hablar con el psicólogo, voy a hablar con la directora para ver qué medidas tomamos’”. Este llamado de alerta se hizo el 20 de enero, unos cinco días después de que no se supiera del paradero de Sara Sofía y su mamá, según informó Noticias Caracol.

Cansada de esperar respuesta, el 9 de febrero, Xiomara decide ir a las instalaciones del ICBF en Kennedy para que algún funcionario la atendiera. Allí le dijeron que la situación era “complicada, que ellos no podían hacer nada, que si quería me comunicara a la línea 141 porque ellos no buscaban menores de edad”

Allí le dijeron que la situación era “complicada, que ellos no podían hacer nada, que si quería me comunicara a la línea 141 porque ellos no buscaban menores de edad”

Cuando llamó se llevó otra sorpresa: la respuesta fue que a través de esa llamada tampoco le podían colaborar, pues la niña estaba con la mamá y que sin una dirección de residencia para buscarla, menos.

Con este crudo testimonio se dirigió a la Fiscalía para denunciar el presunto filicidio, no obstante, las medidas se empezaron a ejecutar a mitad de marzo.

Por ejemplo, la captura de la madre y el padrastro de Sara Sofía se hizo efectiva el 18 de marzo; la alerta de Migración Colombia empezó a regir desde el 19 de marzo y la circular amarilla de la Interpol se socializó el 24 de marzo.

Compartir
Compartir