27 de septiembre de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

El espiral de violencia en Santander: vecinos mataron a los 5 que asesinaron a profesor y su familia

En el municipio de Landázuri, Santander, se vive una situación que no cabría ni en el más sombrío de los thrillers hollywoodenses. La sucesión de tragedias comenzó este domingo, cuando cinco personas se presentaron en la casa de un profesor, Álvaro Díaz Pineda, supuestamente para cobrar una deuda.

Pineda y los visitantes discutieron al punto tal que los cobradores terminaron asesinando no solo a Álvaro, sino también a su esposa y a sus dos hijos, entre ellos una niña de 13 años.

Finalmente, antes de irse y sin saber que les quedaría un cabo suelto, la banda de asesinos incineró los cuerpos y prendió fuego la casa.

El cabo suelto, una señora que trabajaba en la casa del profesor, huyó a tiempo y dio aviso a la comunidad, que rápidamente se organizó para vengar a la familia asesinada.

Los vecinos de Landázuri se dividieron en bloques, informó El Tiempo. Primero hallaron a dos de los criminales y los mataron. Luego, a las horas, hicieron lo propio con los otros tres. Una completa masacre.

Vale aclarar que si bien El Tiempo comunicó que los cinco asesinos fueron linchados, otros medios locales, como Vanguardia y RCN Radio, hablaron de cuatro delincuentes linchados.

Por el clima de tensión, John Ruiz Macías, secretario del Interior de Santander, determinó toque de queda en el municipio y un «consejo de seguridad en #Landázuri para revisar el avance de medidas preventivas».

Qué se dice de la masacre

Macías explicó en una rueda de prensa lo sucedido previamente al linchamiento.

«Se maneja una hipótesis en la cual, en el lugar de los hechos, se encontraban departiendo y debido a alguna situación de intolerancia, se desata una riña y con arma blanca fueron ultimados estos cuatro miembros de la familia. Al parecer, la empleada también fue herida, pero logró escapar y alertar a la comunidad», dijo el secretario.

El secretario agregó que el sector del municipio en el cual sucedieron los hechos está a más de cuatro horas de distancia del casco urbano.

El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, afirmó que «todo indica que trabajadores de la finca los asesinaron, la comunidad reaccionó y atacó a dos criminales. Estamos al frente de la grave situación». El mensaje del político fue antes de que los vecinos atacaran a los tres que quedaban.

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo usó las redes para repudiar el crimen: «Rechazamos el asesinato de un profesor, su esposa y sus dos hijos, entre ellos una niña de 13 años, en zona rural de Landázuri, Santander. Nuestra solidaridad para los familiares y la comunidad. Regional Magdalena Medio participa en consejo de seguridad para evaluar situación».

Compartir
Compartir