11 de agosto de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Dos atentados de Estado Islámico en Kabul dejan 60 muertos y más de 150 heridos

El Estado Islámico (EI) se atribuyó el doble atentado que provocó una matanza en inmediaciones del aeropuerto de Kabul, la capital afgana, de acuerdo con un mensaje difundido por el canal de la milicia extremista en Telegram.

Dos suicidas con explosivos y hombres armados con fusiles atacaron a una multitud en la entrada de la terminal aérea, donde en los últimos días se concentra la evacuación de los que quieren huir del país tras la toma del poder por los talibanes.

La rama afgana del EI reivindicó el atentado y precisó que un atacante suicida, a quien identificaron, detonó un chaleco explosivo entre los afganos y las fuerzas estadounidenses.

Esto coincide con lo relatado por el general Kenneth F. McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, que responsabilizó a la milicia extremista del ataque en el que 12 militares norteamericanos murieron y otros 15 resultaron heridos. Se calcula que los muertos ascienden a sesenta y hay hasta ahora más de 150 afectados por las explosiones.,

«Nos entristece esta pérdida de vidas y a pesar de estos ataques vamos a continuar con nuestra misión», aseguró el jefe militar en referencia a la evacuación de «alrededor de mil estadounidenses» que Washington aún estima están en el país antes del 31 de agosto, fecha máxima impuesta por la Casa Blanca para la retirada definitiva del país.

Dos suicidas con explosivos y hombres armados con fusiles atacaron a una multitud en la entrada del aeropuerto de Kabul, en los últimos días del enorme puente aéreo que ha atraído a miles de personas que quieren salir de Afganistán tras la toma del país por los talibanes.

Funcionarios estadounidenses no identificados citados por varios medios del país dijeron que los ataques fueron obra de la filial afgana del EI, pero horas después de las explosiones aún no se tenía noticia de ninguna reivindicación formal por parte del grupo.

Varios países habían advertido más temprano de un atentado inminente durante las últimas horas de evacuaciones de personas que quieren salir de Afganistán por temor a los talibanes. Foto: AFP.Varios países habían advertido más temprano de un atentado inminente durante las últimas horas de evacuaciones de personas que quieren salir de Afganistán por temor a los talibanes. Foto: AFP.


Los talibanes, que controlan las afueras del aeropuerto, cifraron los muertos en «entre 13 y 20» y los heridos en 52, condenaron los ataques y dijeron que «tuvieron lugar en una zona donde la seguridad está en manos de las fuerzas estadounidenses».

La Cancillería rusa dijo en un comunicado que se trató de un doble atentado suicida.

El vocero del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby, dijo por Twitter que las explosiones también fueron «al menos» dos, una en uno de los acceso al aeropuerto y otra en un hotel cercano, y más tarde agregó que varios soldados estadounidenses murieron y varios más resultaron heridos.


La milicia islamista talibán «condena enérgicamente los ataques contra civiles en el aeropuerto de Kabul», dijo su vocero, Zabihullah Mujahid, por Twitter.


La cadena de noticias afgana TOLO, citando a testigos, dijo que el estallido en el acceso al aeropuerto se dio entre la multitud, lo que parece corroborar que ese fue un ataque suicida.

Un exmilitar británico que presenció el ataque desde un auto en el que llegaba al aeropuerto de Kabul dijo que vio a uno de los agresores armado con un fusil AK-47.

«De repente oímos disparos y nuestro vehículo fue atacado, (y) si nuestro conductor no hubiera dado la vuelta, habría sido baleado en la cabeza por un hombre con una AK-47», dijo en un tuit Paul Farthing, que esta semana fue noticia en el Reino Unido por su intención de evacuar a animales de un refugio que abrió en Afganistán.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha confirmado que 12 militares estadounidenses se encuentran entre las víctimas mortales de la segunda explosión -ocurrida en las inmediaciones del Hotel Baron, ubicado cerca de la puerta del aeropuerto llamada Abby (Abadía)- y más de una decena ha resultado gravemente herida. El servicio de inteligencia de Estados Unidos afirma que todavía hay amenazas activas contra el aeropuerto, pero descarta el envío de tropas adicionales tras el ataque.

Varias fuentes indican que se trató de «atacantes suicidas». El portavoz de los talibanes, Suhail Shaheen, había desmentido que el grupo haya estado detrás y condenó el doble atentado.

«El Emirato Islámico condena enérgicamente el atentado contra civiles en el aeropuerto de Kabul, que tuvo lugar en una zona donde las fuerzas estadounidenses son responsables de la seguridad. El Emirato Islámico presta mucha atención a la seguridad y a la protección de su pueblo, y los círculos del mal serán estrictamente detenidos», escribió en Twitter.

La filial del EI supuestamente responsable es conocida como Estado Islámico de Jorasán (como los yihadistas se refieren a Afganistán), fue creada en 2015 y es enemiga tanto de Estados Unidos como de los talibanes.about:blank

Por su parte, fuentes del ministerio de Defensa de España han informado que sus soldados desplegados en el aeropuerto se encuentran a salvo.

«Por razones de seguridad, el embajador francés no permanecerá en Afganistán», ha anunciado el presidente francés Emmanuel Macron en un discurso desde Dublín.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que Reino Unido continuará con la operación para evacuar al personal británico y colaboradores afganos de Kabul pese a la escalada de la situación.

La UE insiste en crear vías seguras hasta aeropuerto de Kabul tras atentado

A través de Twitter, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró que están «siguiendo de cerca la situación» y trasladó sus condolencias a las víctimas y sus familiares. Asimismo, reiteró la petición de la Unión Europea (UE) de garantizar vías de acceso seguras hacia el aeródromo.

«Garantizar el pasaje seguro hacia el aeropuerto sigue siendo vital. Debemos asegurar que la inestabilidad actual no lleva a un resurgir del terrorismo», dijo Michel en la primera reacción de un dirigente comunitario tras el atentado.

Michel mantuvo a lo largo del día conversaciones telefónicas con los líderes de países vecinos de Afganistán, en concreto con el primer ministro paquistaní, Imran Kahn, el emir de Catar, Tamim bin Hamad, y el presidente de Tayikistán, Emomalii Rahmon.

Con ellos abordó la necesidad que ve la UE de se forme un Gobierno inclusivo en Afganistán, la cooperación para combatir el terrorismo y el tráfico de drogas, y las labores de evacuación.

Un temor que se hizo realidad

Varios países occidentales ya habían avisado de que temían un posible ataque al aeropuerto de la capital, donde se están llevando a cabo las evacuaciones de forma acelerada, pese a que la fecha límite acordada para la salida de tropas y civiles era el 31 de agosto.

Compartir
Compartir