27 de septiembre de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Capturan en Madrid a exjefe de inteligencia venezolana pedido en extradición por EEUU

El exjefe del espionaje militar venezolano Hugo Armando Carvajal fue detenido en la noche de este jueves en Madrid por la Policía Nacional. Conocido como el Pollo Carvajal, el antiguo general chavista se hallaba en paradero desconocido desde noviembre de 2019. La Fiscalía de Nueva York lo reclama para ser juzgado por narcotráfico, blanqueo y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir cocaína en el país.

Cuando Carvajal se salvó fácilmente de una detención en Aruba —y posible extradición a Estados Unidos— con unas credenciales diplomáticas de cónsul de Venezuela en trámites, creó una leyenda como el Houdini del chavismo. Con un poco de maña diplomática, contactos y un pasaporte abridor de puertas, podía sortear escollos en aeropuertos y sanciones internacionales. Era lo que algunos vislumbraban el año pasado que pasaría también cuando el empresario Alex Saab, señalado como presunto testaferro de Nicolás Maduro, fue apresado en el aeropuerto de Cabo Verde. El mito del escapista, sin embargo, se ha derrumbado dos veces esta semana, primero con la autorización definitiva de la extradición de Saab a Estados Unidos y, este jueves, con la detención, por segunda vez, de Carvajal, el hombre de confianza de Hugo Chávez, por la policía española.

El exmilitar de 61 años estaba en paradero desconocido desde noviembre de 2019, cuando escapó de su domicilio un día antes de que se autorizara su entrega EE UU, que lo reclama para ser juzgado por narcotráfico, blanqueo y colaboración con la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Carvajal encontraba en un domicilio en la calle Torrelaguna de la capital española protegido por varias personas. En esa vivienda se quedó refugiado sin salir en ningún momento al exterior, según informaron fuentes policiales a la agencia Efe.

En su hoja de vida Carvajal ha acumulado varios escapes. En 2008, el exmilitar fue uno de los primeros de ser incluido en la lista negra de Estados Unidos. Entonces el Departamento del Tesoro lo acusaba de “proteger los envíos de droga de su captura por las autoridades venezolanas antinarcóticos” y de “proveer armas e identificaciones del gobierno venezolano a las FARC”, permitiéndoles mantener el control del departamento del Arauca. Se contaban con una mano los sancionados, hoy figuran más de un centenar de funcionarios venezolanos. Pero el señalamiento de Washington no tuvo consecuencias en el país y Carvajal consolidó su poder.

Luego de guardarle todos los secretos a Chávez siendo su jefe de inteligencia entre 2004 y 2011 y su compañero de armas en el golpe de 1992, de asumir de nuevo el cargo para sostener a Maduro durante la difícil sucesión tras la muerte del comandante de la revolución, de ser tratado como prócer a su regreso del incidente en Aruba con franela roja y sonrisa fija, de resultar electo por el Partido Socialista Unido de Venezuela como diputado en 2015 y no asistir a ninguna sesión, Carvajal saltó del barco del chavismo en 2019 apenas Juan Guaidó desafió al Gobierno y se proclamó presidente interino.

Compartir
Compartir