19 de julio de 2024

A sus 83 años murió Tina Turner, la ‘Reina del Rock’n Roll’

A los 83 años murió la histórica cantante Tina Turner en Zurich, Suiza, país en el que residió en sus últimos años. “Con ella, el mundo pierde a una leyenda de la música y un modelo a seguir”, señaló un portavoz de la artista.

En diciembre del año pasado, la estrella había sufrido la pérdida de su hijo Ronnie, a los 62 años, quien luchó contra un cáncer de colon. Se trató de la segunda tragedia que impactó fuertemente a la cantante en relación a sus hijos. En 2018, Craig, se quitó la vida a los 59 años. En sus redes, Turner escribió en dicha osación: “Ronnie, abandonaste este mundo demasiado pronto. Con pesar cierro mis ojos y pienso en vos, mi amado hijo”.

En cuanto a Craig, el primogénito, se suicidó a comienzos de julio de 2018 en su casa, en Studio City, California, de un disparo en la cabeza. Era el hijo que la cantante había tenido fruto de su relación con el saxofonista Raymond Hill, y a sus 18 años. Luego, la estrella comenzó su tormentosa relación con Ike Turner, con quien se casó en 1962.

Una infancia dura 

En 2020, Tina publicó sus memorias, La felicidad nace de ti, en donde repasó los momentos más difíciles de su vida. “La lista es larga: una infancia infeliz, el abandono, un matrimonio violento, una carrera estancada, la ruina económica, la muerte prematura de miembros de mi familia y múltiples enfermedades”, expresó la estrella en la introducción a su libro, en el que recordó su infancia atribulada.

“Mi madre, Zelma, era cariñosa con mi hermana, pero conmigo era distinta. Yo sabía que nunca me había querido. Esa es una carga pesada para una niña”. En efecto, su progenitora la abandonó para vivir en la ciudad, por lo que la artista terminó viviendo con su abuela. Asimismo, su prima Margaret, quien era incondicional con ella, murió muy joven en un accidente.

Un fragmento de Tina, el documental que recorre la vida de Tina Turner – Fuente: HBO

Su vida sufrió otro embate cuando falleció su abuela y Tina se dispuso a empezar “un nuevo capítulo”, por lo que se mudó a Saint Louis. Allí fue donde conoció a Ike Turner, con quien entabló, en primera instancia, una gran amistad. La propia artista lo definió como su alma gemela y su relación se oficializó con una boda en Tijuana, dos años después del nacimiento de Ronnie.

La relación con Ike Turner, un verdadero calvario

El vínculo con Turner fue tortuoso para la cantante. “Me cambió el nombre de Anna Mae Bullock por el de Tina Turner al principio de nuestra relación, a pesar de mis protestas”, contó Tina, quien reveló haber sido físicamente maltratada por su primer esposo. “Los labios rotos, los ojos morados, las

articulaciones dislocadas y la tortura psicológica se convirtieron en parte de mi día a día”. En ese contexto, su fama ascendía, pero su vida privada sufría en consecuencia. “La presión intensificó las inseguridades de Ike y aumentó su consumo de drogas, con lo cual sus accesos violentos se hicieron más frecuentes. En 1968, “estaba tan deprimida y abatida que no podía pensar con claridad”. confesó.

Turner estaba tan sumida en la angustia que una noche, antes de salir al escenario, intentó suicidarse tomando 50 pastillas para dormir”. “Sentí decepción al despertar”, reconoció. En ese momento clave de su vida, encontró muchas respuestas en el budismo y no miró hacia atrás. “Si existía justicia en el universo, la positividad largamente anhelada me llegaría algún día. Rugí, rugí y continué rugiendo hasta que superé todos los retos”, contó en su libro. “Sé por experiencia que a veces tenés voces negativas en la cabeza que pueden ser peligrosas”, apuntó. La estrella se divorció de Turner en 1978 y el músico murió en diciembre de 2007. Tina había adoptado a Ike Turner, Jr. y a Michael Turner, los hijos que tuvo Ike con Lloraine Taylor, como propios.

El daño que le hizo el fallecido artista a la cantante quedó documentado en la cruda biopic What’s Love Got to Do with It, dirigida por Brian Gibson y protagonizada por Angela Bassett y Laurence Fishburne, como Tina y Ike, respectivamente, y cuyo título alude al hit de la artista editado en 1984, single de su exitoso quinto disco de estudio, Private Dancer.

About Author

Compartir
Compartir