21 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

«Se llevaron una parte de mi vida», dice pareja de la mujer trans asesinada en Cauca

El país no se ha repuesto aún del salvaje asesinato del abogado Javier Ordóñez manos de dos oficiales de la Policía Nacional, cuando un nuevo hecho de brutalidad y exceso de fuerza de un soldado del ejército olombiano conmocionó este jueves con la muerte de Juliana Giraldo Díaz, de 34 años de edad, por un disparo de en Miranda, Cauca.

El suceso fue narrado con desgarrador dramatismo por la pareja de la mujer trasn de 38 años asesinada, Francisco Restrepo quien le preguntaba al uniformado «por qué mato a mi juliana».

Juliana era una mujer trans, oriunda de Jamundí, ingeniera informática, tenía un salón de belleza y criaba pollos con su pareja.

En declaraciones concedidas a varios medios de comunicación del país, Restrepo dijo: «Cómo me van a matar a mi pareja, no sé que voy a hacer, me voy a volver loco, yo era feliz con esa persona, tenía mi vida establecida con esa persona. Ahora, qué hago? No éramos delincuentes, nosotros somos personas de bien».

Restrepo, quien vende pollos y pescado, dijo que está vivo de milagro.«A un truan no lo pueden armar, para armar a un hombre tienen que instruirlo, no pueden colocar a cualquiera», dijo 

«Las Fuerzas Armadas de Colombia se me tiraron la vida, me dañaron la felicidad, se llevaron parte de mi vida», comentó el hombre.

Juliana recibió un solo tiro  en zona parietal, producido por un arma de fuego de largo alcance, con solo orificio de ingreso.

La mamá de Juliana, cuyo nombre de nacimiento era Carlos Julio Giraldo Díaz, vive en España con uno de sus hermanos. Otro familiar vive en Jamundí.

Su pareja contó que tenía una relación con Juliana hace más de tres años, primero vivieron en Jamundí y ahora en Miranda.

Según datos de las autoridades, al interior del vehículo no se hallaron elementos ilícitos. 

Compartir
Compartir