29 de mayo de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

¡Qué calor!

No hay sombra de árbol que pueda protegernos. Los aires acondicionados parecen ser insuficientes para frenar ese hálito infernal que azota cada rincón de la costa caribe y en especial a Barranquilla.
Los vendedores de agua, raspao, jugo de naranja y cualesquiera que sean las bebidas frías, están haciendo su agosto aunque ellos también estén sudando a chorros.
El calor es insoportable. Este miércoles piso una sensación térmica de casi 39 grados y se espera que los próximos días siga igual.
Y así lo han confirmado las autoridades especializadas; está ola de calor que se ha sentido desde el fin de semana en algunas regiones del Caribe, se mantendrá durante los próximos días con temperaturas hasta de 38° grados, según advirtió el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) .

Lo que ha dicho el IDEAM es que esto se debe a que se ha tenido un cambio en la dinámica en el clima, por lo que hay poca nubosidad que permitirá que se presenten días muy calurosos.

Claudia Valencia, meteoróloga del IDEAM, advierte que se presentarán días que se alcancen sensaciones térmicas por encima de 36 grados en diferentes ciudades de la Región Caribe.

«Para los próximos días se espera una disminución de nubosidad considerable, que provocará días secos y soleados», explicó Valencia.

Frente a este aumento de temperatura, dicha entidad explicó que el fenómeno se debe a la ausencia de nubes, lo que permite que los rayos del sol “penetren de manera más fuerte” y causen un aumento de la humedad atmosférica.

“Se espera que las lluvias en la Región comiencen a verse, aunque se presentarán días secos como los que se están dando y se prolongará durante la semana. En este momento hay una condición de vientos que se dispersan y por eso se ve el cielo más despejado, además el vapor de agua está con niveles bajos, la sensación térmica se va a sentir un poco más porque hay poca nubosidad”, explicó Miroban Suarco, quien es miembro de la Oficina de Pronósticos y Alertas del Ideam.

Por otro lado, en esa entidad explicaron que la falta de nubes se debe a que ha habido un cambio en la dinámica en el clima, por lo que causa la poca nubosidad que tiene como consecuencia la presencia de días muy calurosos.

Por su lado, Claudia Valencia, meteoróloga de esta entidad, anunció que se presentarán días que alcancen sensaciones térmicas por encima de 37 grados centígrados en diferentes ciudades de la Región Caribe. “Para los próximos días se espera una disminución de nubosidad considerable, que provocará días secos y soleados”.

De igual manera, la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) también se pronunció sobre la ola de calor, pero le atribuyó este aumento en la temperatura al mantenimiento del Fenómeno de la Niña, que según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) tiene una probabilidad del 65 % de mantenimiento de su condición típica durante los meses de marzo a mayo.

“A pesar de que esta fenomenología climática pertenezca más a un aspecto de variabilidad climática, todo parece y se está documentando que esta alternancia de climas extremos tiene influencia por el cambio climático que se viene desarrollando y que hace cada vez más alta la temperatura atmosférica terrestre”, explicó Efraín Leal Puccini, profesional de la Subdirección de Planeación de la CRA.

De acuerdo con Leal Puccini, estas condiciones ambientales climatológicas extremas causan a los conocidos ‘golpes de calor’, los que pueden ocasionar insolación, dolor de cabeza, desmayos, sudoración excesiva deshidratación, confusión, náuseas, mareos, pulso rápido, enfermedades diarreicas agudas, piel seca y caliente y enfermedades de la piel.

El Heraldo, periódico local, habló con algunos ciudadanos quienes confesaron que ya sentía el aumento en la temperatura y que debido a esto estaban preocupados por su salud. Por su parte, Enrique Moreno dijo que debido al calor no ha podido desempeñar su trabajo normalmente porque teme presentar problemas con su presión arterial. “Yo soy de aquí y jamás había sentido tanto calor, es insoportable para salir a buscar trabajo porque hay mucho fogaje”, dijo.

Así mismo, Iveth Ochoa le confesó a este mismo diario que: “con este clima uno debe cuidarse más y buscar lugares frescos donde colocarse mientras baja el sol. Yo vivo en el barrio La Luz y cuando se va la energía tenemos que irnos debajo de los árboles porque el calor es horrible”.

Frente a esta situación, desde la Secretaría distrital de Salud se ha hecho un llamado a los barranquilleros a que aumenten la hidratación, especialmente en los adultos mayores y niños, como también la utilización de ropa “fresca” para salir durante el día.

“Las personas que padecen una enfermedad deben tomar sus medicamentos puntualmente para evitar complicaciones en sus patologías. Es importante que tomen mucho líquido, este último es la solución para combatir la ola de calor que atravesamos en este momento”, explicó Humberto Mendoza, secretario de Salud de Barranquilla.

Compartir
Compartir