22 de octubre de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Perfiles/ Lucho Torres: 21 años “matándonos” de la risa

Por: Jeynnys Bolívar y Lizany Hernandez, Especial para Hora en Punto

De niño quiso ser futbolista. Estudió Dirección de Radio y Televisión, pero finalmente, lo que siempre ha llevado en la sangre pudo más: el humor. Y es que Lucho Torres es un hombre que roba las risas de todos con sus miles de ocurrencias que desde hace un tiempo, replica a través de las redes sociales.

Su forma única de ver la vida –con esa gracia típica del costeño– hace que Luis Carlos Torres, más conocido como Lucho Torres, lleve más de 21 años haciendo reír a carcajadas a miles de personas alrededor del mundo.

Es descomplicado, burlón y alegre. Tiene una imaginación desbordante, lo que hace que le pueda sacar provecho –desde el humor– a cualquier situación. El primer encuentro con él nunca se olvida porque, como dicen por ahí, siempre termina tomándote del pelo con sus ocurrencias.

“No, yo a malucas no le doy entrevistas” lo dijo en un tono serio al momento de preguntarle si lo podía entrevistar, desde ese momento supe que lo que se venía eran carcajadas de nuestra parte y así fue, no habíamos empezado con las preguntas, y ya estaba haciendo comedia.

DEL FÚTBOL A LA COMEDIA

Desde muy niño siempre soñó con ser futbolista profesional, y a sus 7 años, ya jugaba para una pequeña liga de su barrio. Pero su sueño no se estancó ahí, pues llegó a viajar por muchos lugares gracias al fútbol y a la disciplina que siempre lo ha caracterizado, manteniendo siempre “tras vestidores,” su vena humorística. Y es que, en su tiempo de descanso, en los camerinos, hacía reír a todos con sus ocurrencias, imitaciones y dramatizaciones.

Las autoras y el comediante Lucho Torres

Aunque le iba bien jugando en la liga del Atlántico, un día, en una cancha del barrio San José donde se encontraba entrenando su equipo, lo descubrió Nelson Silva Pacheco, ex – goleador del Junior, y quien en ese momento era el entrenador del Uaniautónoma Futbol Club.  “Recuerdo que me dijo que me fuera a estudiar a la Universidad Autónoma y ahí fue cuando inicie mi carrera en Dirección de radio y televisión: con media beca de la universidad y la otra la media la saqué a punta de mis ocurrencias y el humor”, relata Lucho Torres en medio de una sonrisa.

Sus amigos siempre lo incentivaron a hacer presentaciones, pero decía que no. Un día, uno de ellos lo invitó a una discoteca para hacer un show al que llamó “jueves de Lucho Torres” a lo que él se negó. Pero cuando le dijeron que iba a ganar 50 mil pesos por presentación, no dudó en cambiar de decisión.

Pronto dejó de hacer presentaciones pequeñas en su grupo de amigos, para presentarse en una tarima frente a completos desconocidos, que de igual forma se contagiaban de risa con sus rutinas.

Así es como logró un gran reconocimiento a nivel nacional, tanto fue su éxito, que lo invitan a ser parte de una gran familia de humoristas llamada “La Barra” que reúne todo el talento de Colombia.

Un día lo sorprendieron con una llamada para que fuera a presentarse a Estados Unidos, le compraron tiquetes y le pagaron visa, “Yo no sabía que había videos míos rodando por ahí y cuando llegué a hacer el show había cuatrocientas personas esperando a un tal Lucho Torres” relató el humorista.

LA PANDEMIA LE ABRIÓ MÁS PUERTAS

Lo que parecía que se convertiría en un bajón para la carrera Lucho, no fue más que un empujón para que toda su carisma fuera más reconocida, pues gracias a que siempre ha sido una persona ´bacana´ sus amigos y conocidos en el medio, siempre le tenían en cuenta, con propagandas, colaboraciones en redes y unas ganas inmensas por seguir haciendo reír a miles de colombianos, Lucho emprendió este camino.

Para Lucho, la pandemia se convirtió en un tiempo de aprendizaje; el estar encerrado le ayudó a conseguir otros frentes de trabajo por medio de las nuevas tecnologías que él ni siquiera sabía de su existencia. “No sabía que había una aplicación que se llamaba zoom y que hablaban por aquí”.

Entre sus ganas de seguir compartiendo su comedia y el afán de «modernizarse», Lucho Torres siguió haciendo lo que desde hace 21 años él considera su trabajo: humor. Un humor por el que hoy lo conocen, incluso, más allá de las fronteras.

Así que su equipo de trabajo le ayudó a potencializar sus redes y gracias a estas, un grupo más joven empezó a saber de su existencia: Tik Tok, Instagram y Facebook, fueron las ventanas por las que pudo conquistar al mundo. Y a través de ella, de esas redes sociales, hoy lo podemos encontrar a un clic de distancia: siempre con una nueva puesta en escena, un chiste, o una imitación que nos hacen morir de la risa.

Compartir
Compartir