16 de junio de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

La flor

…es expuesta como un objeto histórico, inigualable, único… pero es una flor que se puede marchitar si no se riega, y cada cuatro años, cada vez que alguien nuevo asume el poder, empieza a moldear esa flor con resultados que al final son poco beneficiosos para la comunidad.

POR MIGUEL BAYONA*

Hay un país; un lugar en donde hay mucha prosperidad y diversidad cultural, pero aun así, es imperfecto. Allí, los funcionarios se reúnen en torno a  una flor “perfecta” que brilla en la oscuridad, con unos pétalos dorados, un tallo totalmente recto y verdoso, unas raíces muy firmes. Pero aun así, es descrita de forma diferente por cada Senador, provocando muchas discusiones que llegan  a ser personales en el Senado. Además, los ciudadanos también empiezan a tener disputas personales –evidentes en las redes sociales– y debaten violentamente sobre este tema por creerle a un grupo de “personalidades”. 

Después de las polémicas entre los senadores se toma una decisión, y es hacer una búsqueda financiada con los impuestos del país para llegar a la flor prometida. Tiempo después, en el momento de la búsqueda, se encuentran con tres caminos que llevan a distintos resultados: la izquierda, lado popularmente vinculado con la subversión y que dice “representar al pueblo”; la derecha, reconocida por tener el control y “no hacer nada”; y el centro, una aproximación a la mentalidad “progresiva” de la derecha, pero también cómplice de los delitos que los dos lados anteriormente mencionado, cometen. Todos estos caminos hacen que la población se divida para decir cuál es el más beneficioso. El argumento principal parece ser no estar de acuerdo con alguno de los lados. 

Mientras van llegando a esta flor, varios mandatarios deciden tomar “una tajadita” del presupuesto para su propio beneficio. Al final llegan al lugar y al tiempo en donde se debería encontrar, pero esta nunca es hallada; aun así, exclaman que ya ha sido encontrada, y exhiben aquella flor como una maravilla con sus pétalos dorados, su tallo derecho, y sus raíces firmes; pero solo ellos saben la verdad: y es que sus pétalos marchitos, su aspecto pálido, su tallo torcido, y sus raíces sueltas, no reflejan lo presentado.

No obstante, es expuesta como un objeto histórico, inigualable, único… pero es una flor que se puede marchitar si no se riega, y cada cuatro años, cada vez que alguien nuevo asume el poder, empieza a moldear esa flor con resultados que al final son poco beneficiosos para la comunidad.

Sin embargo, la responsable de la mayoría de estos hechos desafortunados es, precisamente, la población en general. Todos esos mayores de 18 años que tienen un derecho al voto, y a veces, llevados por los prejuicios y regionalismos, terminan afectando decisiones tan importantes como elegir quien rija los destinos del país. Representando esto en frases populares como “…él no va a hacer nada por ser costeño”; o “es la marioneta de un exmandatario” o “solo va a robar”, pero lo cierto, es que nunca nos pondremos de acuerdo y  siempre habrá alguien criticando así el hecho sea beneficioso para el territorio. Siempre va a existir el conflicto, la polarización y es por esa razón que seguiremos corriendo el riesgo que este país, nuestra querida Colombia, se siga marchitando lentamente.

NOTA DE INTERÉS/ CONVOCATORIA
Hora en Punto empezará desde hoy, y una vez por semana, a publicar textos de opinión – reflexión – crítica escrito por estudiantes de secundaria (entre 9 y 11 grados) con temáticas sociales, políticas, culturales, artísticas, deportivas, ciudad y ciudadanía. Los interesados pueden hacer llegar sus textos a horaenpunt@gmail.com. El Editor se reservará el derecho de seleccionar los que puedan ser publicables, previa edición y corrección.

*Estudiante de 9° grado del Colegio Altamira

Compartir
Compartir