29 de mayo de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Alex Saab pierde apelación sobre inmunidad en Corte de Estados Unidos

Una corte de apelaciones de EE.UU. «denegó» este lunes la apelación presentada por el empresario colombo-venezolano Alex Saab, considerado el testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y dejó en manos de un tribunal de primera instancia la decisión sobre la inmunidad.

Se trata de un nuevo revés para Saab, quien desde octubre pasado está preso en Miami acusado de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

«La Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito concluyó que el tribunal de distrito del sur de Florida debe decidir, en primera instancia, si Saab Moran es un diplomático extranjero e inmune al enjuiciamiento», según los documentos judiciales.

La corte, con sede en Atlanta (Georgia), recordó que Saab buscó anular su condición de fugitivo y argumentó «que es inmune al enjuiciamiento porque es un diplomático extranjero».
Sin embargo, señaló que «después de una cuidadosa revisión y con el beneficio de la argumentación oral» devuelve el caso al tribunal de distrito.

«En consecuencia, remitimos el caso a la corte de distrito para que considere en primera instancia si Saab Morán es un diplomático extranjero e inmune al enjuiciamiento», detalló.

La apelación, presentada por Saab en abril de 2021, cuando estaba detenido en Cabo Verde, rechaza que el acusado fuera tratado como «prófugo», argumentando principalmente que gozaba de inmunidad diplomática cuando fue arrestado en el país insular africano.

En un documento presentado en 2021 en la corte de apelaciones, la defensa de Saab había urgido abordar el tema de esos supuestos privilegios oficiales.

Solicitó entonces desestimar la acusación y señaló además que es ese tribunal el que debería decidir sobre el asunto.

Subrayaba que «tratar a Saab como un fugitivo equivaldría a negar su inmunidad».

Saab, de 50 años, fue extraditado a EE.UU. el pasado octubre desde Cabo Verde, donde fue detenido en 2020 a raíz de una orden de captura internacional pedida por la justicia estadounidense.

El empresario se enfrenta a un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero en una corte de Miami, del que se declaró «no culpable» en noviembre de 2021 ante la jueza Alicia M. Otazo-Reyes.

Compartir
Compartir