12 de junio de 2024

Ahora fue el VAR: Junior sigue de espaldas en la liga

Otra vez Junior se va con las manos vacias. Unos dicen que por el VAR; otros que por la mala suerte y otros, porque el buen fútbol en el equipo rojiblanco es ya historia patria.

Lo cierto es que este fue un partido atípico dónde Junior a diferencia de otros partidos si propuso fútbol pero resultó golpeado por las decisiones del VAR y se fue diluyendo de a poco.

El cuadro rojiblanco sigue detenido en el tiempo con los mismos 17 puntos de hace varías fechas condenado ahora al décimo puesto del torneo, ajustando derrotas tras derrotas que parecen llevarse cualquier esperanza.

No fue el gran partido que se vislumbró en la previa. Poco asomó el fútbol. Y eso se vio desde los primeros minutos con juego trabado y mucha fricción, además de un importante protagonismo del VAR para encender la polémica con un gol anulado a Teo Gutiérrez y para decidir su expulsión por una agresión a Jarlan Barrera. Luego sirvió para sancionar un penal de Willer Ditta sobre Geisson Perea que definió la victoria 1-0 de Atlético Nacional en el Atanasio Girardot.

Ambos elencos venían de exigentes disputas en la Copa Libertadores, que dejó buen sabor para los dos por sus victorias a domicilio. Mientras Guimarães se decantó por un equipo mixto pensando en la vuelta con Guaraní, Amaranto se apartó un poco de los últimos 90 minutos con Caracas y puso en acción a lo mejor de su nómina en Medellín por la presión de estar fuera de los ocho en la Liga I-2021.

Todo el primer tiempo fue para Junior con posesión, buenas formas, presión y opciones ante un rival con poca reacción. Pero no cobrar cuando gobernó el partido lo pagó caro en un partido que lo dejó muy incómodo con el arbitraje y frustrado por el resultado final.

Entre tantas refriegas y faltas vino un tiro libre de Sebastián Viera que no terminó en gol por la acertada intervención de Yerson Mosquera al retroceder tras intuir la dirección del cobro. Después de esa acción heroica del juvenil vino la primera aparición del VAR en la noche cuando hizo estragos en el área Miguel Borja ante un Aldair Quintana apurado y sin convicción, que abandonó su arco para darle licencia a Teo de anotar al 20′.

Un fuera de lugar milimétrico –hasta exagerado– cambió el decorado y le permitió a los nacionalistas redimirse a lo largo del juego con el 0-0, de nuevo. Sin embargo, volvió a mostrarse vulnerable atrás ante un rival más aceitado que encontró espacios por el costado que trabajó Jonathan Marulanda, aún distante de su nivel. Así Fredy Hinestroza sumó otra situación para el visitante con un potente disparo.

Irse en blanco en opciones en la primera parte llevó a cuadro paisa a replantearse en el complemento, pues apenas se aproximó en una jugada de Jéfferson Duque, en la que no logró conectar con Tomás Ángel, que relevado por el Rifle Andrade para levantar en la elaboración y ganar en posesión. Además, le vino bien al juego el ingreso de Bryan Rovira y Danovis Banguero para ganar solidez mientras su rival se fue desencajando con las determinaciones del juez Ferney Trujillo.

A partir de ahí empezó a jugar más cerca de Viera, que llegó al partido 700 en su carrera. En una salida rápida con Jarlan, se registró su llegada con el centro de Vladimir Hernández y el cabezazo de Duque.

Pero la polémica se apoderó del juego en una fuerte disputa del balón entre Mosquera y Didider Moreno que terminó con la expulsión del central de Nacional al 64′ y una fuerte bronca, avivada por un cabezazo de Teo a Jarlan, una acción revisada por el VAR para terminar todo con la tarjeta roja para el delantero por la agresión.

Para evitar complicaciones y bajar los ánimos, Guimarães envió al banco a Jarlan y trabajó para sostener el empate ante un rival peligroso, que no pudo sobreponerse a las situaciones que empañaron el partido por la fecha 12. Y para completar la incomodidad del cuadro barranquillero, el VAR también detectó un supuesto agarrón de Ditta a Perea, un dudoso penal que Duque con su cobro certero tradujo al minuto 78 en victoria.

En el remate volvió a competir bien el visitante e hizo méritos para igualar el compromiso, pero falló la puntería de Borja en una chance clarísima. Y posteriormente fue Hinestroza quien lo intentó, pero Quintana atajó para levantar un poco su calificación después de algunas pifias durante algunos tramos del partido. Al final, el local se quedó con un triunfo que lo pone sexto con 21 puntos, mientras que los rojiblancos siguen fuera de los ocho con 17 unidades y un décimo lugar.

En la próxima jornada del Apertura, Nacional se medirá con Millonarios en un nuevo clásico del FPC, pero antes tendrá que recibir a Guaraní para definir su permanencia en la Libertadores. Lo propio tendrá que hacer Junior frente a Caracas para luego chocar con Pereira

About Author

Compartir
Compartir