28 de julio de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Por qué Google es objeto de la demanda antimonopolio más grande en décadas en EE.UU

El gobierno de Estados Unidos presentó cargos contra una de las empresas más grandes de su país (y del mundo) a la que acusa de haberse convertido ilegalmente en el “guardián” de internet.

El Departamento de Justicia informó este martes que Google enfrenta una acusación por abusar de su posición dominante para preservar un monopolio en las búsquedas y la publicidad en línea.

La demanda marca la mayor ofensiva de los últimos años de los reguladores del gobierno estadounidense contra una compañía tecnológica, un sector estratégico de la economía del país norteamericano, dice un informe hecho público por la BBC.

Para llegar a este punto, las autoridades dicen que realizaron más de un año de investigación y meses de intenso escrutinio de reguladores, tanto en el país como en el extranjero, sobre las prácticas de las firmas tecnológicas.

La compañía consideró que se trata de “una demanda sumamente defectuosa que no ayudaría a los consumidores”.

“La gente usa Google porque así lo desea, no porque se vea obligada a hacerlo o porque no pueda encontrar alternativas”, responde la empresa originaria de California.

Los fiscales generales de 48 estados y dos territorios iniciaron la investigación en contra de Google.
Desde 2019 los fiscales generales de 48 estados y dos territorios iniciaron una investigación en contra de Google.

Durante meses ha sostenido que el sector de internet sigue siendo intensamente competitivo y que sus prácticas son para beneficio de sus clientes.

¿Cuáles son las acusaciones?

Los cargos interpuestos ante un tribunal federal de EE.UU. fueron presentados por el Departamento de Justicia federal y otros 11 estados del país.El argumento principal es que Google gasta miles de millones de dólares cada año para garantizar que su motor de búsqueda esté instalado como opción predeterminada en navegadores y dispositivos móviles.

Esos acuerdos, dice la denuncia, han ayudado a la firma a convertirse en un “guardián” de internet, ya sea poseyendo o controlando los canales en los que se realizan 80% de las búsquedas en línea tan solo en Estados Unidos.

“Google ha excluido así la competencia para la búsqueda en internet”, dice la denuncia.

“A los competidores de los motores de búsqueda se les niega la distribución, la escala y el reconocimiento de productos vitales, lo que garantiza que no tengan una oportunidad real de desafiar a Google”, añade.

Para las autoridades, “Google es tan dominante que ‘Google’ no es solo un sustantivo para identificar a la empresa y el motor de búsqueda de Google, sino también un verbo que significa buscar en internet”.

Compartir
Compartir