22 de junio de 2024

Asesinados en cárcel de Ecuador los sicarios colombianos que mataron al candidato presidencial Fernando Villavicencio

Los seis colombianos detenidos en Ecuador por la muerte del candidato presidencial Fernando Villavicencio fueron asesinados el viernes en una cárcel de Ecuador, según han informado las autoridades. De acuerdo con una fuente a la que ha tenido acceso EL PAÍS, los presos fueron ahorcados. Hace unos días, Estados Unidos ofreció una recompensa de cinco millones de dólares (unos 4,7 millones de euros) por información que llevase al arresto de los autores intelectuales del crimen del político. Las muertes se han producido a nueve días de que se celebre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en el país, el domingo 15.

Los seis supuestos sicarios permanecían recluidos en el pabellón 7 de la penitenciaria del Litoral, en Guayaquil, donde se encuentran encarceladas unas 5.700 personas. Se trata de Andrés Mosquera Ortiz, José Neider López Hitas, Adey Fernando García García, Camilo Romero Reyes, Jules Osmín Castaño Alzate y Jhon Gregore Rodríguez.

A última hora de la tarde del viernes, equipos de la Fiscalía y de la Policía ecuatoriana accedieron al recinto para realizar el levantamiento de los cadáveres y proceder a su identificación.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) informó de que las víctimas “no presentan signos de tortura ni heridas fruto de algún combate”.
Aunque sus cadáveres aparecieron en el pabellón 7, los presos habían sido destinados en principio al pabellón 9, y hace cinco días los cambiaron al 10, según fuentes policiales. Desde 2020, más de 400 presos han sido asesinados en el sistema penitenciario ecuatoriano, principalmente por enfrentamientos entre bandas criminales rivales.

El presidente Guillermo Lasso, que se encontraba en Nueva York, anunció que retornará a Ecuador, donde mantendrá una reunión con el gabinete de seguridad.
“En las próximas horas regresaré al Ecuador para atender esta emergencia. Ni complicidad ni encubrimiento, aquí se conocerá la verdad”, publicó en X (antes Twitter). Por su parte, el expresidente Rafael Correa escribió “¡Dios mío!”, a través de la misma red social. Y añadió: “Si son los sicarios de Villavicencio, ratifica que el Gobierno estuvo detrás del crimen. #LassoResponsable”.

Este sábado terminaba el tiempo de instrucción fiscal contra las 13 personas imputadas como autores materiales del asesinato de Villavicencio.
La noche del 9 de agosto, horas después del crimen, los seis que ahora han sido asesinados fueron detenidos en dos barrios del sur de Quito y las autoridades iniciaron una investigación que duró 30 días. Casi un mes después, el 8 de septiembre, fueron apresadas otras siete personas y la investigación se amplió otros 30 días, un plazo que justo concluía este sábado.
Los investigadores ecuatorianos creían conocer quiénes habían empuñado el arma, pero desconocían a los autores intelectuales. La recompensa de Estados Unidos pretendía resolver este misterio que, con la muerte de los supuestos sicarios, será aún más difícil de aclarar.

*Con información del diario El País.

About Author

Compartir
Compartir