14 de agosto de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Agua permanente para el agro en el Atlántico

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, destacó que, gracias a las obras que se ejecutan en el distrito de riego de Repelón, Santa Lucía y Suan, los agricultores pueden contar con acceso al agua las 24 horas del día y los siete días de la semana para sus cosechas. Además, la eficiencia del riego pasará de un 20 a un 100 por ciento, hecho que no se vive desde hace 50 años en el departamento.

“Nos propusimos cultivar 5 mil nuevas hectáreas en el sur del Atlántico, pero para ello necesitábamos agua 24/7 en los canales del distrito de riego de Repelón, Santa Lucía y Suan. La buena noticia es que esto ya es una realidad; hoy tenemos agua con fines agrícolas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Este renacer del campo ha sido posible porque firmamos un convenio de coadministración con la Agencia de Desarrollo Rural, en donde asumimos por tres años parte de la operación y la administración del distrito, así como también asumimos las obras de rehabilitación del mismo, con una inversión de 62 mil millones de pesos. De tal forma que pudiéramos garantizar un servicio continuo de agua”, resaltó la mandataria.

Asimismo, la Gobernadora del Atlántico agregó que, con este proyecto, «generamos confianza en los productores y hoy ya tenemos en Repelón los primeros cultivos de palma de aceite y limón tahití con comercialización garantizada. Y en las próximas semanas arranca la siembra de cacao en Santa Lucía y Suan».

Para entender la importancia de lo que está ocurriendo actualmente en el campo del sur del departamento, la historia nos remonta al periodo entre los años 1963 y 1976, cuando el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora) construyó 14 distritos de adecuación de tierras en todo el país y el distrito de riego de Repelón fue denominado “Atlántico No. 3”. Desde su creación y hasta la fecha, han sido diversos los entes creados para su manejo y responsabilidad. Tras las temporadas de lluvias de los años 1984 y 2010-2011, con las inundaciones generadas y el rompimiento del Canal del Dique, el distrito de riego sufrió daños severos en la infraestructura electromecánica y en la obra civil de los principales canales. Sumado a esto, su diseño obsoleto hacía que la prestación del servicio quedara reducida a un 20 por ciento del total de su capacidad.

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara, para tener una verdadera transformación agroindustrial es indispensable contar con el recurso hídrico de manera constante y eficiente. “Lo que está sucediendo con cada agricultor que hoy tiene su siembra de palma o limón tahití, y para los que vienen con cacao, es algo nunca antes visto. Poder tener agua de manera permanente en sus cultivos es un gran beneficio que antes no tenían y que, sin duda, les permite estar tranquilos para dedicarse a lo que saben hacer, que es sembrar”, indicó Vergara.

Asimismo, el funcionario agregó que “la Gobernación del Atlántico celebró el convenio con la Agencia de Desarrollo Rural para asumir la coadministración del distrito de riego y, de esta manera, apoyar en terreno las funciones de la operación. Adicionalmente, firmó un convenio con la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) para las obras de rehabilitación y mantenimiento del mismo”.

Compartir
Compartir