27 de septiembre de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

…Y Julio hizo el milagro: Junior a la final de la Copa Colombia

Llegó Julio Comesaña al Junior de Barranquilla y con él las alegrías llegaron de inmediato: este miércoles, el tiburón se clasificó a la final de la Copa BetPlay 2022, al vencer 0-1 a Unión Magdalena en Santa Marta y quedarse con el cupo en la tanda de penaltis.

Millonarios será el rival en la gran final, pero Junior ya ganó mucho, pues recuperó la confianza y sueña en grande de la mano del técnico charrúa. ¡Julio X llegó pegando fuerte!

El ciclón salió con las ganas de ampliar la ventaja con la que llegó al juego de vuelta. Sabía que un gol de diferencia era poco contra un equipo con tanta experiencia y de jugadores de jerarquía. Por eso presionó y jugó con una velocidad poco vista.

Junior quiso aprovechar que Unión adelantó sus líneas y buscó espacios para salir en velocidad y llevar peligro a la portería samaria, pero no pudo llegar con claridad a la última jugada.

El primer tiempo fue parejo y no se hicieron daño. No hubo un equipo que dominara el partido, pero no faltaron las emociones.
La segunda parte se jugó con mucha más decisión, entre riesgos y pierna fuerte. Unión le puso mucha alegría a su juego y tuvo momentos de dominio; pero el Junior de Comesaña no se rindió y logró empatar la serie.
A los 69 minutos, Fabián Sambueza puso el 0-1 y dejó el global 1-1.
Finalizando el partido, fue expulsado Yesus Cabrera por una fuerte entrada sobre el ‘Caballo’ Márquez.

Por su parte el técnico de Junior Julio Comesaña se refirió al resultado y manifestó que no esperaba encontrar una reacción así en los aficionados barranquilleros, que lo respaldaron desde el primer momento. 

“Esta vez me asombré mucho del cariño de la gente. A la gente de Barranquilla yo le debo muchas cosas, porque mi vida ahí ha sido de mucha felicidad”, aseguró. 

Dijo que se dedicó a mirar qué jugadores tenía a su disposición para armar una estrategia donde les pudiera marcar la diferencia. 

“Cuando uno tiene jugadores de fútbol, uno los estudia detenidamente y observa cuál es la interpretación y la emoción que les genera determinado tipo de juego. No es como Comesaña quiere, porque no sé qué pasaría, sino como los jugadores sienten el juego y luego tratar de asociarlos, a veces sale bien y a veces te equivocas. Cuando uno gana, parece que todo está bien, pero esto nos deja muchas cosas para ver”, cerró.

Compartir
Compartir