17 de septiembre de 2021

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Trump o Biden: una elección que definirá el futuro de EE.UU.

El voto que aun no tiene claridad es el de los ciudadanos de origen hispano, especialmente de aquellos que optaron por la ciudadanía de Estados Unidos. Porque los hispanos nacidos en Estados Unidos no están inclinados a apoyar a Trump a quien consideran un individuo con un alto indice de prejuicios raciales y culturales.   

POR RICARDO ROCHA, ESPECIAL PARA HORA EN PUNTO

Miami, EE.UU, Noviembre 2/2020

Cuando todo está listo en el “día cero” para las elecciones presidenciales, por lo menos 80 millones de americanos ya han votado adelantado en diversos Estados. Los ciudadanos han decidido que en esta oportunidad no dejaran roca sin remover y quieren asegurarse de que su voto realmente sea contado.

El entusiasmo por ir a las urnas se observa entre Demócratas y Republicanos, los primeros con el propósito de ganar y cambiar la dirección que lleva el país y lo segundos decididos a mantenerse en donde han estado desde 2016. A diferencia de las elecciones pasadas, en esta oportunidad la franja de los independientes se ha visto drásticamente reducida. Eso se debe a que con este Presidente no hay medias tintas: estas con él o estas contra él.   

Eso habría sido un punto a favor de los Republicanos-el partido de Trump- si no se hubiese presentado el grave problema del coronavirus, epidemia que el gobierno intento manejar como un incidente menor en publico, mientras el privado el Presidente reconoció la gravedad de la misma. Junto a eso esta el hecho de que el Presidente ha insistido en su manejo casual de la crisis cuando mas de 220 mil americanos han muerto a causa de la pandemia.

CONTAGIOS Y ECONOMÍA

El país tiene 9 millones de personas infectadas con Covid-19 y este jueves se puso un récord con 90 mil nuevos contagios. No le censuran por la presencia de la enfermedad sino por no tomar las medidas de prevención que era dables esperar.   Pese a ese tropiezo Trump tuvo la ventaja de contar con un ciclo de expansión de la economía americana, no porque el tomara mayores medidas destinadas a impulsarla sino por su política de intereses bajos.

En algunas ocasiones las tasas de interés fueron negativas y eso ha mantenido un flujo sostenido de circulante que permitió descabezar los asomos inflacionarios originados en los gastos del gobierno y de los ciudadanos. El mejor ejemplo de ese comportamiento lo hemos visto este jueves al conocerse los resultados del tercer trimestre de 2020 en el cual el crecimiento de la economía estuvo por encima de 7.4%.  Esta cifra es una muy buena pero debe matizarse ante el hecho de que fue la primera medición después de la parálisis suscitada por la pandemia durante el primer semestre.   

Pero hay otros aditamentos en la lista de agravios de este Presidente. Sus adversarios le reprochan haber desmantelado el equipo de expertos experimentados en el Departamento de Estado con lo cual la política exterior tuvo serios retrocesos, especialmente en áreas del mundo en donde hay o pueden ser focos de conflicto.

SOCIO POCO CONFIABLE

Lo mismo sucedió en la CIA y otras agencias para la seguridad nacional. Otra acción de este gobierno fue desmantelar las alianzas estrategicas que Estados Unidos construyo durante 70 anos. También esta el retiro de USA del acuerdo de la Cuenca del Pacifico dejándole el espacio libre a China. Otro traspiés que le anotan es la prominencia que le dio al gobernante de Corea del Norte sin obtener de este ninguna concesión. Una de las criticas se refiere a la manera en que ha tratado las relaciones con los aliados europeos y especialmente con Alemania.

Eso ha hecho que Estados Unidos haya dejado de ser un socio confiable para Alemania y Europa occidental.   Como si esos no fuera suficiente el problema mas agudo lo tiene Trump con el voto de las mujeres blancas de clase media cuyos votos fueron decisivos en 2016 pero 4 anos después estos votantes se sienten no solo traicionadas sino asqueadas por las historias que han ido sabiendo acerca de los comportamientos de este caballero en el tiempo en que poso como magnate de la construcción.

También ha perdido apoyo entre las comunidades de adultos retirados, especialmente en el sur de la Florida que en 2016 votaron en masa a favor suyo. En esta oportunidad hay seria oposición a las ambiciones del Presidente.     El voto que aun no tiene claridad es el de los ciudadanos de origen hispano, especialmente de aquellos que optaron por la ciudadanía de Estados Unidos. Porque los hispanos nacidos en Estados Unidos no están inclinados a apoyar a Trump a quien consideran un individuo con un alto indice de prejuicios raciales y culturales.   

A pesar de la evidencia científica la Casa Blanca insiste en que Covid-19 es mas un “incordio” que la mortífera peste que realmente es. De todos modos debemos esperar al próximo martes para saber si se opta por la esperanza o se regresa al insulto, el irrespeto y al culto a la ignorancia que se promueve desde la Casa Blanca.

Compartir
Compartir