12 de junio de 2024

“Obras en el caño de La Auyama darán mayor tranquilidad a habitantes del sector”: Pumarejo

Las obras de recuperación integral del sistema de caños avanzan de acuerdo con el cronograma estipulado en este proyecto, que busca rescatar el legado histórico que marcó el origen de Barranquilla y pretende devolver la tranquilidad a los barranquilleros que por décadas requerían obras complementarias que mejoraran sus condiciones de vida.

Uno de los principales cuerpos de agua que actualmente interviene la Administración distrital es el caño de La Auyama, donde este martes estuvo el alcalde Jaime Pumarejo Heins inspeccionando los trabajos complementarios y de recuperación que se ejecutan y que permitirán disminuir el riesgo de inundaciones.

“Estas obras complementarias que se están haciendo en el caño de La Auyama son de vital importancia porque recogen todas las aguas de escorrentías; es decir, muchos de los arroyos que drenan hacia esta parte de la ciudad tenían la particularidad de que drenaban hacia el caño y causaban inundaciones cada vez que llovía. Aquí estamos profundizando, ampliando la sección del canal y protegiendo las orillas”, explicó el alcalde Pumarejo Heins.

En ese sentido, el mandatario distrital detalló que estos trabajos les van a permitir a los habitantes de Rebolo, La Chinita y La Luz “dormir tranquilos cuando haya un aguacero; también vamos a regularizar las salidas de los arroyos mediante chapaletas para que puedan descargar de manera segura, pero que, además, impidan la inundación cuando el caño esté crecido. Todo lo estamos haciendo con ingeniería de punta, una ‘cipote’ de obra”, indicó Pumarejo Heins, quien enfatizó que esta intervención fue una petición que por décadas hizo la comunidad y que desde que empezó su ejecución ha permitido salvar vidas y evitar inundaciones. 

La recuperación del caño de La Auyama, que se realiza en 4.6 kilómetros de longitud, comprende la estabilización de taludes mediante la instalación de aproximadamente 100.000 unidades de Geobags rellenos con arena, mejoramiento de la subrasante mediante la conformación de aproximadamente 12.000 metros cúbicos de suelos reforzados, construcción del sistema de flexocreto de aproximadamente 70.000 metros cuadrados.

Frentes de trabajo 

Esta intervención histórica que está haciendo el Distrito beneficiará de manera directa a más de 150.000 habitantes. Lo que se busca es la restauración hidráulica, el mejoramiento paisajístico y la restauración ecológica, una solución estable y permanente, con un gran impacto urbano.

El proyecto en el caño de La Auyama avanza con el retiro de 450.000 metros cúbicos de sedimento del lecho del caño con el fin de ampliar la sección hidráulica del canal, garantizando la conformación de los taludes, mejorándolos con suelos reforzados y revistiendo en concreto, con lo que se proyecta mantener la sección transversal conformada, garantizando su durabilidad a lo largo del tiempo.

Asimismo, la reducción de las afectaciones presentadas por inundaciones a la comunidad circundante, aumento de la capacidad hidráulica del canal, conducción adecuada de las aguas lluvias hasta su descarga en el río Magdalena y mejoramiento de la dinámica fluvial del caño.

La recuperación integral del sistema de caños de Barranquilla se hace en seis de estos cuerpos de agua, que tienen más de 12 kilómetros de longitud.

Otro componente del proyecto de revitalización está orientado a la ejecución de dragados de limpieza, los cuales se llevan a cabo en los caños Compañías, Tramposos, C, Mercado, y caño Arriba, que hacen parte del sistema de caños de la ciudad.

El beneficio para la comunidad

Esta intervención integral va acompañada de acciones de educación ambiental, sensibilización ciudadana, comunicación, prevención y restauración de los cuerpos de agua que conforman el sistema, relacionadas con la recuperación física, ambiental, química y paisajística, lo mismo que de las rondas hídricas.

Las obras mejorarán las condiciones de vida de las comunidades aledañas a los caños, quienes serán las principales beneficiadas, teniendo en cuenta las condiciones en las que se encontraban estos cuerpos de agua, con mala calidad del líquido, malos olores y presencia de abundante basura y materiales de desecho.

De igual manera, como compromiso establecido con la comunidad, se cuenta con la participación de mano de obra local para el apoyo en la ejecución de los trabajos.

Una ciudad más biodiversa

Los caños, cuyo significado histórico es fundamental para la identidad de la ciudad, están siendo restaurados y revitalizados con el objetivo de convertirlos en un orgullo para todos los barranquilleros y en un centro de interés tanto para los visitantes como para los locales.

Este proyecto también fomentará el contacto directo con la naturaleza y promoverá una mejor calidad de vida para los ciudadanos. Además de la restauración de los cauces, se lleva a cabo la transformación de las plazas de mercado y la creación de nuevos espacios públicos que enriquezcan la experiencia de quienes habitan y visitan la ciudad.

About Author

Compartir
Compartir