22 de junio de 2024

Llegó el Carnaval…¿de qué me disfrazaré?

Guía rápida para que los indecisos tengan opciones para ganarse todas las miradas durante los desfiles del Carnaval de Barranquilla

POR ANUAR SAAD S.

Ya huele a Carnaval. Las marimondas con todos sus colorines están echadas con una botella de ron a medio acabar en las mecedoras sembradas en las puertas de las casas y, en la tienda de la esquina, los camiones no se cansan de bajar cajas de cervezas para todos los gustos. Los que compraron palcos, dan las últimas instrucciones al grupo de amigos, quienes saldrán a la gozadera ataviados con un mismo atuendo. Otros, en cambio, aún están indecisos para elegir su disfraz.

Como un “servicio social” a todos esos que a escasos días de las carnestolendas no saben aún de que se van a disfrazar, les lanzó acá unas cuantas ideas. ¡A tomar nota!

1.- Ministra de Minas y Energía. Es muy fácil: solo tiene que disfrazarse de cantinflas y tratar de hablar.

2. Petrista después de elecciones: salga usted tal cual es, con esa misma cara de decepción que lo ha acompañado durante los últimos tres meses y ahí estará pintado.

3.  Funcionario uribista: necesitará construir una especie de reja, vestirse con un uniforme de preso y que alguien vaya empujando la “cárcel rodante” por toda la Vía 40.

4.- Extorsionista: el mismo disfraz que el anterior, pero este llevará permanentemente en sus manos un teléfono celular.

5.- Jugador del Junior: Si usted es bueno para las artes manuales, elabore en cartón algo lo más parecido a un tronco vetusto y métase dentro de él. Si quiere, píntelo de rojiblanco.

6.- Nuevo millonario: Cuélguese una cesta que repose sobre su barriga llena de queso costeño y plátanos.

7.- Rector de universidad en decadencia: rápese. Trate de vestirse “a la moda” –aunque se termine pareciendo a un payaso de circo pobre– y empiece a mentir sobre su “honesta” y “competente” dirección. Use una prótesis que calce en su nariz para que sea lo más parecido a un Pinocho Trepador.

8.- Inflación: no recomiendo este disfraz. Necesitaría un globo tan grande, pero tan grande, que llenaría usted solo la Vía 40.

9.- Iván Duque: Engórdese hasta donde pueda y fabrique un letrerito en el que escriba con buena letra: “Sigo aprendiendo. Así me querí”

10.- Inseguridad en Barranquilla: mejor no salga porque lo pueden atracar.

11.- EPS: Ojo: no vaya a confundir a los que lo ven. Usted saldrá disfrazado de muerte, pero esta vez no es por el ibuprofeno que recetan o las tardías citas médicas. Esta vez debe dejar en claro que lo que estará muerto serán las Entidades Prestadoras se Salud.

12.- Viuda de Joselito. Olvídese de los vestidos de su hermana y de los tacones altos y los coloretes y pelucas y de andar dando alaridos mezclados con llantos grotescos. Simplemente maquíllese de caja registradora porque las mujeres ya no lloran: las mujeres facturan.

13.- Gustavo Petro. Para este disfraz compre el celular más grande que encuentre en el mercado y simplemente trine, y trine, y trine, y trine….

14.- Factura de Luz: Busque un experto que sea capaz de confeccionarle un atuendo que se asemeje a una factura y cerciórese de que en su mano derecha esgrima un arma de alto calibre para que a nadie le quepa duda que se trata de un atraco.

15.- Compositor de música de reguetón: Busque dentro de las antigüedades de la casa de sus abuelos un viejo piano que pondrá a rodar por toda la Vía 40, pero solo tocará, permanentemente, dos teclas.

16. Carnavalero práctico: Saque cuenta de los precios de los palcos, la usura con el alquiler de las sillas, el precio de la cerveza, las carísimas carreras de taxi y la millonaria suma que cuestan las boletas de los conciertos y decídase por lo más rentable: Meta cuatro bermudas, tres camisetas y un traje de baño y váyase para El Rodadero. Si le da nostalgia, siempre podrás verlo por Telecaribe.

About Author

Compartir
Compartir