14 de agosto de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

La Esquina del Arte y las cocinas, puntales en recuperación del espacio público del Centro de Barranquilla 

Un año después, Eduardo Arias Blanco, uno de los artesanos que ocupa la renovada Esquina del Arte, ubicada en el Paseo Bolívar con calle 39, está más feliz que nunca porque cada día siente como los barranquilleros tienen una buena razón para volver al Centro Histórico de la ciudad. En este caso, en busca de creativas obras en icopor o en madera country que por más de 30 años un grupo de artistas empíricos allí elaboran.
 
“Es un acierto este lugar. Los clientes volvieron y nos han traído más, porque hay comodidad, seguridad, tenemos todos los servicios, un espacio digno para trabajar y de mostrar. Ya no somos un problema ni estamos pensando en que nos van a sacar. Estoy feliz aquí y de hacer parte del proyecto de la Alcaldía”, cuenta este artesano con 36 años de experiencia, y que recuerda con nostalgia la época en que decoraba los escenarios para el Festival del Orquestas.
 
La Esquina del Arte hace parte del proyecto de renovación y recuperación del Centro histórico de Barranquilla, que contempla protección del patrimonio, rescate del espacio público y desarrollo económico. Son 34 artistas que ofrecen trabajos en icopor, madera, muralismo, entre otros, los beneficiados con la transformación de esta esquina de 450 metros cuadrados dotada de mobiliarios diseñados especialmente para el trabajo manual, con puntos hídricos, baños y zonas verdes.
 
La felicidad del artesano Arias es muy similar a la del cocinero Johnny Meléndez, quien, después de 11 años de estar en el llamado ‘Callejón del Meao’, se convirtió en uno de los beneficiados en ocupar un lugar con sus delicias gastronómicas en el tercer piso de la Galería Comercial San Nicolás, donde atiende a su vieja y nueva clientela en su puesto de comida ‘El Pulpo’.
 
“Esto es 100 % cambio extremo. Pasaron muchos años, pero la espera valió la pena, porque hemos llegado a un lugar maravilloso, donde podemos trabajar dignamente, atender bien a nuestros clientes y todo gracias a este gran proyecto del Distrito”, anota Meléndez, quien trabaja al lado de su esposa y de su hija, agregando que el negocio ha crecido e ingresó al servicio de domicilios.
 
“Los artesanos de la Esquina del Arte han tenido una gran transformación desde su reubicación, al tiempo que ha mejorado la estética de la zona. El espacio que se ha generado para ellos es visible y asequible, agradable para sus clientes. Cuenta con todas las comodidades, luces, baños, lugar de creación-taller, y además una zona recreativa para los niños de la zona. Lo creamos para acoger principalmente a los niños vecinos que pertenecen a la Fundación Mi Hogar, con quienes hemos trabajado junto a los artesanos con distintos talleres de pintura artística que han llenado de color momentos muy especiales”, dice el secretario de Control Urbano y Espacio Público, Ángelo Cianci.
 
Para incentivar a la clientela a visitar estos espacios se realizan por temporadas algunas activaciones como en el caso de las cocinas donde se promueven festivales gastronómicos. El más reciente fue el viernes 29 de julio, con el Festival del Arroz, donde se pudo disfrutar de toda la sazón de la gastronomía local. La Galería Comercial San Nicolás, en la carrera 41 # 32-23 tiene un área total de 1.693 metros cuadrados, aproximadamente.
 
La reubicación de los artesanos de la Esquina del Arte y de las cocineras son parte del proceso de la recuperación del espacio público del Centro de la ciudad, quienes ahora se encuentran en las galerías comerciales Robertico y San Nicolás, espacios totalmente restaurados y acondicionados para que los vendedores ejerzan allí sus actividades comerciales.
 
El Distrito calcula que entre este año y 2023 se reubicarán al menos 4.000 vendedores de la zona del Centro de Barranquilla. Ya se han recuperado 2.200 metros cuadrados.
 
Capacitación permanente
 
El proyecto de recuperación y revitalización del Centro Histórico de Barranquilla viene acompañado de jornadas de capacitación del Distrito para los vendedores, con el propósito de mejorar legalmente sus negocios y atención al público. En ese sentido, las cocineras han venido recibiendo capacitaciones de buenas prácticas de manipulación de alimentos, dictadas por el SENA.
 
Igualmente, se les ha brindado asesorías con entidades bancarias para que conozcan ofertas de servicios financieros, así muchos de estos vendedores hoy ya hacen sus transacciones comerciales a través de transferencias digitales, además de incentivarlos en el tema de la cultura del ahorro.

Compartir
Compartir