15 de junio de 2024

¡Escándalo!: Revelan audios del presidente de Federación Brasileña de Fútbol, acosando sexualmente a una empleada 

«¿Te masturbas?», una de las preguntas del dirigente a su empleada. El diario ‘Globoesporte’ filtró la conversación entre Rogério Caboclo y la funcionaria, que denunció abuso moral y sexual por parte de su jefe.

El pasado 4 de junio, el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogério Caboclo, fue formalmente acusado de acoso moral y sexual por una trabajadora de la entidad. Además, fue relegado de sus funciones por un mes -hasta el momento- y sancionado con un multa económica.

Pues, este lunes, el diario ‘Globoesporte’ publicó los audios obtenidos de las conversación entre el dirigente de la ‘verdeamarela’ y la funcionaria de la CBF. Hechos ocurridos la noche del 16 de marzo del 2021 y según cuenta la afectada, esta situación de «acoso» venía siendo reiterativa, por lo cual decidió grabar una llamada hecha por Caboclo

Todo esto, en medio de un problema gigante que atraviesa el fútbol de este país, por la organización de la Copa América y los reiterados descontentos que han sido manifestados por diversas celebridades del balompié sudamericano, incluidos jugadores de la ‘canarinha’.
En la denuncia realizada, la trabajadora narra diversos abusos sufridos, de los cuales asegura tener pruebas, desde abril de 2020 durante viajes y reuniones con el presidente, muchos de ellos perpetrados cuando directores de la entidad y otros testigos estaban presentes.

Diálogo completo publicado por el medio brasileño:

Rogério Caboclo: ¿Tienes el corazón en la cabeza o en tu gran piloto?

Funcionaria: En ninguno de ellos.

RC: ¿En quién está?

F: No está en nadie, eso es cierto. La mujer puede estar bien sola.

RC: Conozco a mi mujer desde hace 26 años… Me he enamorado, me he desenamorado.

RC: Te había jurado que no hablaría de asuntos privados. Ella tiene su coño y yo tengo mi polla (…) Soy horrible…

F: Jefe, no voy a entrar en el tema de vuestra vida sexual (ríe avergonzado).

RC: (…) Va a hacer gimnasia, va a volver con fuerza.

F: Así que todo el mundo… que sea feliz.

RC: ¿Sabes a qué me opongo? Nada (…) ¿Quieres una copa de vino? (…) No… si no parecerá que estoy loco (…) ¿Puedo hacerte una pregunta?

F: Jefe, no me entrometeré en su vida sexual y la de su (…). No lo haré, no lo haré.

RC: No es eso. Es tu (vida personal).

F: Deja mi (vida personal) en paz.

RC: ¿Puedes resistirte a que el (…) todos los días te pegue?

F: Puedo, somos amigos. Acabo de decir que puedo, y punto, somos amigos. Y todo está bien, todo está bien, somos amigos, nos llevamos bien, él en el sofá, yo en la habitación y todo está bien. (Nota del editor: aquí, la empleada habla de un compañero de trabajo con el que comparte apartamento).

RC: No lo creo.

F: No tengo que mentir, no.

RC: De acuerdo. Segunda pregunta. ¿Puedo?

F: Habla.

RC: ¿Te masturbas?

F: Jefe, adiós.

RC: Oye…

F: No quiero hablar de ello, no quiero. Voy a avisar a (…) que está abajo.

Fuente de información: Gol Caracol

About Author

Compartir
Compartir