26 de noviembre de 2022

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Distrito ejecuta acciones preventivas y de atención a damnificados por ola invernal

Continuando con acciones preventivas para mitigar los efectos de la ola invernal en Barranquilla y estrategias de atención de familias damnificadas por las torrenciales lluvias de los últimos días, el alcalde Jaime Pumarejo Heins anunció trabajos de reconformación de cauce y ampliación de canal en arroyo Grande, al tiempo que precisó que el Distrito adelanta la entrega de subsidios de subsistencia a las familias mayormente afectadas en la ciudad.

“Estamos en Juan Mina, en sectores donde hubo una creciente súbita hace más de una semana y vimos que agua que venía de Tubará y Galapa inundó la zona. Lo que estamos haciendo, en conjunto con la Triple A, es rectificando, profundizando el cauce de este arroyo para que –si surge un evento como ese en los próximos días– podamos bajar el riesgo de inundación a las casas nuevamente”, precisó el mandatario sobre los trabajos realizados.

Pumarejo recordó que ya son 46 kilómetros de arroyos canalizados- en canales pluviales- en el sur de Barranquilla. “Esa tarea la tenemos que seguir haciendo y por eso le estamos pidiendo al Gobierno nacional un apoyo, porque nos faltan aproximadamente 15 o 20, y queremos dejar la tarea haciéndose. Esa es la solución de fondo, a largo plazo, de adaptación al cambio climático; mientras tanto estamos trabajando con estas máquinas para poder rectificar, profundizar este cauce y asegurarse que la comunidad pueda dormir un poco más tranquila”, detalló.

Por su parte, el gerente de ADI, Alberto Salah, precisó que los trabajos que se ejecutan en la zona corresponden a reconformación del cauce del arroyo, recuperación de taludes, instalación de geobags para protección de predios y ampliación del canal.

Atención a damnificados

Respecto a la atención de familias damnificadas en distintos barrios de la ciudad, el alcalde contabilizó alrededor de 2.000 damnificados censados, de los cuales 500 familias ya están recibiendo subsidio de subsistencia para su reubicación temporal.
“Estamos ya recogiendo los censos y terminando de enviarlos al Gobierno nacional para que esas reubicaciones, que sean necesarias de manera definitiva, sean planificadas con el Gobierno y nos ayuden a concertar esas decisiones a largo plazo, dependiendo de cada caso. Estamos depurando las bases de datos para asegurarnos que los beneficios lleguen a quienes tengan que llegar, pero –al mismo tiempo– entendiendo que esta es una emergencia humanitaria”, dijo el mandatario.

Añadió que la idea es que, con el apoyo del Gobierno nacional, las familias afectadas sean involucradas en los programas de vivienda y que, de esa manera, se puedan ejecutar proyectos de reubicación que permitan que las personas que no son sujetos de crédito, lo sean con cuotas de bajo costo.

Reiteró que el panorama actual requiere de “un esfuerzo compartido, donde la ayuda llega a quien más lo necesite y, en este momento, lo que les estamos pidiendo a los barranquilleros es que nos acompañen. Hoy hemos querido cambiar el sentido de la entrega del parque Cristo Rey y, por eso, estamos liderando una feria de donaciones, que la gente se acerque y nos entregue alimentos no perecederos, colchonetas, frazadas y ropa en buen estado para llevar a esas comunidades. También se abrió una cuenta bancaria para recibir transferencias; lo que queremos es que la solidaridad se muestre en este momento donde tantas familias del Atlántico y Barranquilla lo necesitan”.

El mandatario concluyó que “hay que destacar que la buena preparación y el trabajo con las comunidades han permitido que el invierno más fuerte no sea el invierno con más damnificados. Hace 10 años, antes que empezáramos la canalización de aguas pluviales en el suroccidente de Barranquilla los damnificados fueron muchos más, las eventualidades fueron muchas más. Tenemos 2.000 damnificados, pero hemos evitado más pérdidas de vida y pérdidas materiales”.

Compartir
Compartir