28 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Un policía dispara 7 veces y a quemarropa a hombre negro en Wisconsin

Un policía del condado de Kenosha en Wisconsin (Estados Unidos) ha disparado hasta siete veces contra un hombre de raza negra este domingo por la noche, lo que ha provocado disturbios en la ciudad después de que apareciera en las redes sociales un vídeo del momento de la detención. En él un oficial de policía blanco dispara varios tiros a corta distancia por la espalda al hombre, que ha sido identificado como Jacob Blake, sin que aparentemente medie oposición.

La víctima, de 29 años de edad y padre de cuatro hijos, se encuentra ingresada en estado grave en el Hospital Froedtert de Milwaukee, según informan medios locales, que agregan que los agentes involucrados en este suceso han sido apartados y son objeto de investigación, por parte de la División de Investigación Criminal del Departamento de Justicia de Wisconsin.

Al parecer la policía había sido requerida por un incidente doméstico cerca del lugar donde ocurrió el tiroteo poco después.

«Jacob Blake recibió varios disparos por la espalda, a plena luz del día», ha admitido el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, en un comunicado. «Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido tiroteado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos en las fuerzas del orden en nuestro estado o nuestro país».

Algunos medios locales indican en sus informaciones que Jacob Blake trató de mediar en una pelea entre dos mujeres. Citan algunos testigos presenciales, que denuncian que el varón fue reducido con una pistola taser y luego le dispararon con arma de fuego varias veces.

Un vídeo que circula en las redes sociales muestra a un hombre con una camisa blanca y pantalones cortos negros caminando hacia un vehículo gris, seguido por dos policías varones con las armas desenfundadas. El vídeo no muestra lo que sucede antes de que el hombre se aleje de los oficiales, ni lo que se dijo.

Cuando el hombre abre la puerta para entrar, un oficial lo agarra por la camisa para inmovilizarlo y luego parece dispararle en la espalda a quemarropa. Se escuchan siete disparos, seguidos de la bocina de un coche. Además se puede ver a una mujer que seguía a la policía gritando y saltando.

Ante la difusión de las imágenes de los disparos contra Jacob Blake, ya se han dado las primeras protestas en Kenosha, donde centenares de personas han salido a las calles para exigir justicia bajo las demandas del movimiento Black Lives Matter que se han venido intensificando en los últimos meses a raíz del asesinato de George Floyd.

Posteriormente el gobernador del estado de Wisconsin, Tony Evers, ha publicado una serie de tuits en los que informa del suceso y se posiciona «contra el uso excesivo de la fuerza y la escalada inmediata de los acontecimientos cuando son encuentros con ciudadanos negros de Wisconsin.

La policía de Kenosha solicitó a la Patrulla Estatal de Wisconsin y a los agentes del Sheriff del Condado de Kenosha que acudieran al lugar porque el tiroteo involucró a un oficial.

Por su parte la División de Investigación Criminal dijo en un comunicado de prensa este lunes por la mañana que tratará de proporcionar un informe del incidente al fiscal dentro de los próximos 30 días.

«DCI continúa revisando la evidencia y determinando los hechos de este incidente y entregará los informes de investigación a un fiscal tras la investigación completa y exhaustiva».

Compartir
Compartir