30 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Trump sigue diciendo que el coronavirus es «una gripa»

“¿Me extrañaste?”. Así se ha titulado un correo electrónico de la campaña de Donald Trump difundido a primera hora de este martes. La primera solicitud para

recaudar fondos desde que el presidente estadounidense abandonó el hospital repetía la invitación a no tenerle miedo a la covid-19, el virus que ha fulminado 210.000 vidas en Estados Unidos.

“¡No dejes que domine tu vida!”, recomendaba el republicano a sus bases. En el retorno a sus actividades regulares, pero aislado por la cuarentena en la Casa Blanca, el mandatario ha comenzado la mañana tuiteando mensajes con información incorrecta. En uno de ellos, Trump, de 74 años, equiparó el coronavirus con la gripe. Una tesis desmentida por los científicos que el presidente ya usó en el pasado y que había abandonado por unos meses, pero que ha vuelto a difundir después de contagiarse, recibir oxígeno y ser sometido a un agresivo tratamiento experimental, relata un artículo publicado en las últimas horas por El País de Madrid.

“¡Se acerca la temporada de gripe! Cada año, muchas personas, a veces más de 100.000, y a pesar de la vacuna, mueren por la gripe”, ha tuiteado el presidente estadounidense. Facebook ha eliminado el post del mandatario por tener información engañosa y Twitter ha acompañado la publicación del republicano con un mensaje en el que advertía de que era “información engañosa y potencialmente dañina”. Los centros para el control y prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que el rango de fallecidos por la gripe en un año normal es de 34.000 a 43.000. Además, el propio Trump, siempre que defiende su gestión sobre la pandemia, saca a relucir el dato de que si no hubiese tomado las medidas que tomó, cerca de 2,2 millones de estadounidenses hubiesen fallecido por coronavirus, según las estimaciones de sus expertos en salud. “¿Vamos a cerrar nuestro país [por la amenaza de muertes por gripe]?”, ha continuado Trump en Twitter, “No, hemos aprendido a vivir con eso, al igual que estamos aprendiendo a vivir con la covid, en la mayoría de los territorios ¡¡¡es mucho menos letal!!!”, ha escrito en la red social.PUBLICIDAD  

Hace menos de tres semanas, los medios locales filtraron una serie de conversaciones entre el mandatario y el reputado periodista Bob Woodward. En una de ellas, con fecha 7 de febrero, el republicano le explicó al entrevistador la altísima capacidad de transmisión del virus: “Simplemente respiras y se contagia”, dijo. “Y eso es muy complicado. Es muy delicado. Es más mortal incluso que una gripe intensa. Es algo mortal”, agregó entonces Trump, cuando en Estados Unidos todavía no se registraba ningún muerto por la pandemia. En otra conversación, del 19 de marzo, el mandatario admitió que rebajaba el problema: “Siempre quise restarle importancia. Todavía me gusta restarle importancia porque no quiero crear pánico”.

Tras haber estado 72 horas en el centro médico Walter Reed en Bethesda, el presidente estadounidense quiere continuar por la senda de quitar hierro al virus. Lo primero que hizo la noche del lunes tras llegar a la Casa Blanca, contagiado, rompiendo el protocolo de seguridad sobre el coronavirus, fue quitarse la mascarilla ante las cámaras. Esa era la foto que buscaba para mostrarse fuerte ante sus electores. El domingo, un día antes del espectáculo de su alta voluntaria, difundió un video en el que describía su enfermedad como “un viaje muy interesante”. “He aprendido mucho de la covid, he aprendido yendo de veras a la escuela, esta es la verdadera escuela, y lo capto, lo entiendo, es una cosa muy interesante y les contaré sobre ello”. Lo que tenía que contar no era más que una conclusión subjetiva: “No tengan miedo de la covid”, dijo este lunes. Y, por si las dudas, también tuiteó que espera con ansias el debate con el demócrata Joe Biden previsto para el 15 de este mes en Miami, Florida.

Compartir
Compartir