28 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Trump inicia tratamiento contra el Covid-19 con Remdesivir

Tras dar positivo por coronavirus y ser trasladado al hospital militar Walter Reed, el presidente estadounidense inició un tratamiento con el antiviral Redemsivir. Su equipo médico indicó que «está muy bien» y aseguró que el presidente inició la terapia por «precaución», dice un informe de Natalia PLazas para France 24.

El presidente estadounidense está siendo tratado con el antiviral Remdesivir, uno de los pocos medicamentos que han probado su efectividad en aliviar las afectaciones del Covid-19, lo que lo ha convertido en uno de los fármacos más codiciados a nivel mundial.

El mandatario inició la terapia durante la noche del viernes, tras ingresar al hospital Walter Rees, a donde fue llevado 18 horas después de confirmarse su positivo al Covid-19. Allí el magnate guardará cuarentena y recibirá tratamiento personalizado 

«El presidente está muy bien. No requiere oxígeno adicional, pero en consulta con especialistas hemos optado por iniciar terapia con Remdesivir, aseguró el médico presidencial, Sean Conley. «Ha completado su primera dosis y descansa cómodamente», agregó.

«Me va bien, creo. Gracias a todos. ¡Amor!», escribió Trump en su cuenta personal de Twitter ya dentro de las instalaciones del Walter Reed. Horas antes y según informó el propio Conley, el presidente había presentado señales de fatiga, aunque aseguró que estaba «de buen humor».

El mandatario también ha estado recibiendo un cóctel de anticuerpos policlonales de la farmaceútica Regeneron, un medicamento en ensayos clínicos que según la compañía estadounidense ha reducido «la carga viral» y la duración de los síntomas en voluntarios en los que ha sido probado. 

La controversial adquisición de Remdesivir por parte de EE. UU. 

Tras confirmarse meses atrás la eficacia del Remdesivir en el tratamiento de enfermos críticos del nuevo coronavirus, su distribución se convirtió en un motivo de preocupación a nivel mundial debido a los altos precios del tratamiento -que oscila entre los 2.000 dólares y los 4.000-, así como a la compra de gran parte de su producción por parte de EE. UU. 

En junio el Gobierno de Donald Trump compró prácticamente toda la producción de ese medicamento de la empresa estadounidense Gilead, en total 500.000 unidades, lo que despertó críticas en la comunidad internacional, que acusó a Washington de estar monopolizando los recursos médicos contra la pandemia

Compartir
Compartir