26 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Restaurantes en Barranquilla se preparan para la reapertura

Los restaurantes que cuenten con terraza al aire libre y tengan listos sus protocolos de bioseguridad, podrán aspirar a ser seleccionados entre los 90 que están participando en el plan piloto para la reapertura gradual del sector, que representa un importante flujo de ingresos en la economía local.

La inscripción para esta primera selección piloto, cerró el pasado martes 21 de julio y, para obtener la aprobación de la Alcaldía, los restaurantes deben cumplir con lo reglamentado por el Ministerio de salud y expertos del Gobierno Nacional. Inicialmente, se autorizará reabrir a treinta de ellos.

«El establecimiento tiene que hacer unas inversiones en medidores de temperatura a la entrada y en tapetes para limpiar y desinfectar la suela de los zapatos. También hay que tener mucho cuidado con las cartas físicas que se pasan de cliente en cliente y ya no tiene que haber nada en la mesa, todo hay que suministrárselo a cada uno de manera exclusiva», explicó Magni Montero, directora ejecutiva de Acodres en Barranquilla.


La Alcaldía aclara que en este plan piloto no podrán participar los restaurantes cerrados que solo tengan atención interior ni los restaurantes ubicados dentro de los centros comerciales.

Al respecto Ricardo Plata, secretario de Desarrollo Económico de la ciudad,  indicó  se viene trabajando de la mano con la Cámara de Comercio, Acodres, Acopi y Fenalco en un proceso muy bien organizado y coordinado desde la Secretaría de Desarrollo Económico..

El secretario señaló que durante las visitas han encontrado “muy buenas prácticas”, reflejo de que el sector restaurantero y gastronómico se está preparando desde hace meses.

El modo de atención de los restaurantes en medio de este plan piloto, tiene un cambio drástico a lo que se ofrecía tradicionalmente. Ahora, los restaurantes interesados en la reapertura, deberán ofrecer reserva previa, por aplicaciones o por llamadas al local, para regular el aforo del establecimiento, el cual debe adecuarse para garantizar el distanciamiento físico de dos metros entre clientes, colaboradores del negocio y el mobiliario.

Para el recibimiento de los comensales, en la entrada del establecimiento se deberá proceder a la toma de temperatura, la desinfección de manos y calzado, así como la evaluación del uso correcto del tapabocas.

En otro aspecto, el menú físico desaparecerá para darle paso a un formato virtual. Los restaurantes deberán compartir las imágenes previamente por canales virtuales, páginas web, tableros electrónicos en el local o códigos QR.

El pago por parte de los clientes en la caja será cosa del pasado ya que los restaurantes deberán priorizar las opciones de pagos electrónicos y a su vez crear un protocolo de pago sin contacto mano a mano, en el que se utilice una superficie intermedia y limpia para entregar y recibir.

Entre otras adecuaciones, los establecimientos deberán señalizar los múltiples puntos del lugar como la entrada, los puntos de espera o los baños con las respectivas instrucciones de lavado y desinfección de manos, etiqueta respiratoria y distanciamiento social.

Explicó que –aproximadamente– 50 locales están abriendo nuevamente sus negocios y poco a poco estarán al 100%.

Por su parte, Heroína Peláez, administradora de El Bombazo, señaló que para el comercio la medida es “muy buena”, ya que después de casi 4 meses de estar cerrado finalmente van a poder recibir personas en el local, lo que les favorece y ayuda a incrementar las ventas.

Aseguró que al local han ido a revisar los protocolos tres veces y han obtenido una respuesta positiva de parte de los funcionarios de la Alcaldía. “Estamos esperando una tercera visita; hasta ahora, todo ha salido bien con la instalación y el papeleo que exigen.”

Los restauranteros están a la espera de la selección final con la esperanza de que este sea el primer paso para que el sector vuelva a tomar fuerza, abrir sus puertas, atender al público y recuperarse de la debacle económica que han enfrentado en los últimos meses que han abocado, a muchos de ellos, al cierre definitivo.

Compartir
Compartir