27 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Reactivando proyectos de ciudad, Barranquilla espera recuperar 150 mil empleos

Reactivando sus grandes proyectos de ciudad y  con una vigorosa inversión pública el Distrito de Barranquilla tiene en la mira recuperar los 150.000 empleos que perdió la ciudad durante la emergencia por COVID-19.

De aquí al 2021 Barranquilla invertirá más de 5 billones de pesos, de los cuales 1.8 billones en lo que resta de este año y 3.3 billones en el próximo, en educación, salud, servicios públicos, agua potable y saneamiento básico, equipamiento, transporte y cultura, entre otros. Estos proyectos, incluidos en el Plan de Desarrollo 2020-2023, van a generar empleo, teniendo en cuenta que cada peso invertido por el Estado se multiplica por seis, buscando que la economía crezca a una tasa del 8%.

El alcalde Jaime Pumarejo  estima que la actual reapertura gradual, responsable y segura apunta a esa meta de “recuperar empleo y poder soñar con una ciudad que no se detiene, y que aprovecha esta crisis para seguir cambiando y mejorando la calidad de vida”.

Se destacan los grandes proyectos como la recuperación de la ciénaga de Mallorquín, de más de 100 parques, de vías con el programa Barrios a la Obra, de los caños, del Centro Histórico, de Barranquillita, el plan de mercados públicos y muchos más.

Condiciones favorables

Para lograr esta apuesta, Barranquilla tiene condiciones favorables. La ciudad registró una tasa de desempleo de 15,9%, ubicándose nuevamente como la ciudad con menor tasa desempleo del país, según la más reciente publicación del DANE sobre mercado laboral en Colombia. Para el trimestre móvil abril – junio de 2020, la capital del Atlántico presentó una tasa de desempleo 4,4 puntos porcentuales menos que la registrada a nivel nacional.

En los últimos 10 trimestres calendario, antes de la crisis derivada por el COVID-19, Barranquilla había presentado tasas de desempleo de un dígito, muy por debajo del promedio nacional y de las ciudades principales del país.

Pero debido al aislamiento preventivo obligatorio, que se ha extendido desde el 25 de marzo hasta el 31 de agosto, se afectó tanto la demanda como la oferta bienes y servicios, así como la sostenibilidad de las empresas y, por ende, el empleo. En el caso puntual de Barranquilla, habría que remontarse al trimestre enero-marzo de 2005 para encontrar una tasa de desempleo igual a la registrada en este último trimestre, y a enero-marzo de 2004 para observar una tasa superior.

Disminución del número de ocupados

De acuerdo con el DANE, en el trimestre abril-junio de 2020 se perdieron alrededor  de 157.986 empleos, lo cual representa una contracción del 17,5% del número de ocupados en comparación al mismo periodo en 2019. Frente a las principales ciudades del país y al total nacional, Barranquilla es la menos afectada.

Población inactiva y en desempleo

La disminución de 157.986 personas que se encontraban ocupadas no implica un aumento en el mismo número de personas en desempleo, especialmente en esta coyuntura, ya que a causa de las cuarentenas totales que se han realizado en los últimos 4 meses, ha habido limitaciones tanto para trabajar como para la búsqueda de empleo en muchos sectores económicos, lo cual lleva a un aumento de la población inactiva.

Barranquilla fue la ciudad, entre las principales del país, con menor crecimiento de la población en desempleo y el segundo menor crecimiento en la población inactiva.

En la medida que avance la reapertura económica gradual, la población inactiva disminuirá, generando nuevos escenarios, entre ellos que la población pasará a ser ocupada, ya que su actividad económica ya no se encuentra afectada por las medidas del aislamiento preventivo y que la población inactiva puede pasar a población en desempleo, pues ya podrán buscar trabajo.

Actividades económicas

La crisis económica derivada del COVID-19 limita en gran medida la generación de empleo en la mayoría de las actividades económicas. En este sentido, en Barranquilla solo 4 de las 14 grandes actividades económicas presentaron una variación positiva en su número de ocupados: alojamiento y servicios de comida; suministro de electricidad, gas, agua y gestión de desechos; transporte y almacenamiento, y explotación de minas y canteras.

La Oficina de Inclusión laboral y Desarrollo Productivo – Centro de Oportunidades– de la Alcaldía de Barranquilla lidera la estrategia de empleo del Distrito. Se busca ayudar en el desarrollo de las capacidades y generar oportunidades para la inclusión productiva y económica de la población de Barranquilla, a través de servicios gratuitos de intermediación laboral, formación para el empleo y asistencia técnica en desarrollo de ideas de negocio.

El Centro de Oportunidades reporta que entre los meses enero-julio del año en curso, se han registrado 4.065 hojas de vida, de las cuales se han orientado 2.580 personas; asimismo, 779 personas han asistido a talleres virtuales de formación integral del ser (herramientas para enfrentar procesos de selección).

Por otra parte, se han contactado 587 empresas, con las cuales se trabajaron 297 vacantes, que representaron 1.070 puestos de trabajo disponibles; desde el Centro de Oportunidades, se remitieron 2.112 hojas de vida de personas que cumplían con los perfiles solicitados.

Con base en lo anterior, la Oficina de Inclusión y Desarrollo Productivo reporta que el 28% de los puestos de trabajo disponibles fueron cubiertos por usuarios del Centro de Oportunidades, lo que quiere decir que del total de hojas de vida remitidas, el 14% fueron enganchadas laboralmente.

El Centro de Oportunidades también se ha destacado por su ruta de atención diferencial, desde la cual se brinda atención y orientación a personas en condición de discapacidad y víctimas del conflicto armado. A la fecha se han registrado 87 personas en condición de discapacidad, con una vinculación laboral de 21 de estas; entretanto, se han lograron enganchar 38 personas víctimas del conflicto en puestos de trabajo.

Compartir
Compartir