22 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Proceso de Uribe: ¿sigue en la Corte o pasa a la Fiscalía?

La defensa del expresidente Álvaro Uribe tomó una decisión que será trascendental para el futuro del líder del Centro democrático: su renuncia al Congreso.

El pasado 3 de agosto, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia tomó la determinación de ordenar el arresto domiciliario del expresidente Uribe, a través de una providencia de 1.554 páginas en la que determinó que  había indicios de que el senador Uribe trató de manipular testigos en su favor y que, por eso, debía ser privado de la libertad.

En la tarde del martes, el diario El Espectador registró una nota en la que señala que consultó con abogados que conocen de cerca los procedimientos de los aforados constitucionales -como lo será el expresidente Uribe hasta el momento en que el Congreso acepte su dimisión- para entender las vías que puede tomar el proceso una vez Uribe no haga parte del Senado. Lo que tendrá que ocurrir luego de que su renuncia se haga oficial es que el Congreso o los abogados del expresidente notifiquen a la Sala de Instrucción de la Corte que él ya no es senador, para que esta entre a evaluar si el proceso puede seguir en su manos o no.

Sostiene el diario que si el proceso continúa a cargo de la Corte Suprema, no cambia nada aun si Uribe ya no es senador: seguirá bajo las reglas de juego de la Ley 600 de 2000, con la que se ha llevado adelante todo el expediente en su contra por tratarse de un aforado. Si el proceso se remite a la Fiscalía, habrá un cambio sustancial: Uribe pasará a ser investigado bajo la Ley 906 de 2004, es decir, el sistema penal acusatorio. Que el caso siga en la Corte o quede asignado a la Fiscalía depende de la respuesta a un interrogante esencial, que deberá resolver la Sala de Instrucción: ¿tuvieron los hechos relación con las funciones de Uribe como congresista?

El expresidente Uribe es investigado por los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal. En la Corte Suprema tienen que tomar ahora la decisión de si Uribe es llamado o no a juicio. El Espectador señala que si el caso llegara a pasar a la Fiscalía, todo lo que se ha hecho en la investigación es válido y sería un fiscal -el que asigne la cabeza del organismo, Francisco Barbosa- el que determine si lo acusa o no. En el escenario en que el caso se quede en la Fiscalía, la defensa de Uribe podría acudir ante un juez o jueza de Garantías para solicitar que la orden de detención que emitió la Corte Suprema se caiga. Y si la Fiscalía decidiera acusarlo, el expresidente de la República Álvaro Uribe sería juzgado por un juez penal del Circuito.

Compartir
Compartir