25 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

«Plan Pescao» para dinamizar economía en municipios del Atlántico

Luego de siete meses de haberse realizado el repoblamiento de 10 millones de alevinos en los cuerpos de agua del Atlántico, la gobernadora, Elsa Noguera, llegó hasta el Embalse del Guájaro a continuar con el proceso y verificar los alcances del programa en la fase de captura de los ejemplares.

«Una de las primeras cosas que nos pidieron los pescadores, antes de que llegara la pandemia, fue el repoblamiento de los cuerpos de agua para el consumo y comercialización. El tiempo se ha cumplido y por eso estamos aquí para verificar el tallaje de los peces y promover las buenas prácticas a la hora de pescar, para que los esfuerzos del ‘Plan Pescao’ no se pierdan», aseguró la Gobernadora.

El repoblamiento se llevó a cabo en el Embalse del Guájaro, la Ciénaga de Luruaco, San Juan de Tocagua y Malambo, con el fin de garantizar la seguridad alimentaria de dos mil pescadores de los municipios de Manatí, Repelón, Luruaco y Sabanalarga.

En la reunión, a la que asistieron, además del equipo de Desarrollo Económico, liderado por el secretario Miguel Vergara, el alto consejero para la Convivencia, Manuel Díaz, el alcalde (e) de Repelón, Guillermo Polo; la secretaria de la Mujer, Doris Bolívar, representantes de la Corporación Autónoma Regional (CRA), la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, Aunap y cerca de 30 pescadores, se socializaron las normas para la correcta captura y el tallaje permitido de los peces que fueron sembrados en el Guájaro.

Según el Secretario de Desarrollo Económico, para la captura de la lisa, el bocachico y el moncholo se debe esperar que lleguen a medir 25 cm; para el bagre, 80 cm, y para la corvina 30 cm.

«Necesitamos que los pescadores atiendan estas recomendaciones a la hora de realizar sus labores, para que puedan generar mejores ingresos a la hora de venderlos, ya que el kilo está cerca de los 6.500 pesos. Incluso, pueden obtener mejores beneficios a la hora de consumirlos», puntualizó.

Por su parte, el alto consejero para la Convivencia, Manuel Díaz, socializó una cartilla pedagógica para la implementación de mejores prácticas pesqueras, como parte del ordenamiento que se viene implementando en el Guájaro.

«No se permite la extracción de los peces implementando el bolseo y los sistemas de arrastre, como chinchorro y boliche. Al igual que la pesca con sangarreo o apaleo, las cuales son practicadas en las ciénagas. Cualquiera que practique estos métodos prohibidos de pesca, tendrá problemas judiciales por daños ambientales, así como también quien compre el recurso pesquero por debajo de la talla permitida, le será decomisado el producto y será puesto a disposición de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap)», puntualizó.

Wilfrido García, presidente de la Asociación de Pescadores, agradeció a la Gobernadora por la ayuda recibida con el ‘Plan Pescao’ y recalcó la importancia de atender las recomendaciones de las autoridades para el beneficio de todos los pescadores, debido a que la captura de los peces, antes del tiempo permitido, ha generado problemas de convivencia entre el gremio.

En medio de la socialización, en la que fueron sembrados 100 mil alevinos de bocachicos, gracias al apoyo de la Aunap, la Gobernadora dijo que, además del repoblamiento, al ‘Plan Pescao’ se le suma un programa para las mujeres, quienes son las encargadas de comercializar los ejemplares. De la mano de la Secretaría de la Mujer, se implementarán acciones para ayudarles en sus labores, como capacitaciones y demás herramientas que dignifiquen su trabajo.

*Con información de la Gobernación del Atlántico

Compartir
Compartir