31 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Moscote sí reuniría requisitos para ejercer gerencia de Telecaribe

Investigación HORA EN PUNTO

Ante la conminación de la MinTic, la Junta Directiva del Canal se reunirá mañana martes a las cinco de la tarde con la Ministra Karen Abudinen, quien los conminó a explicar en detalle lo relativo con el nombramiento y el proceso administrativo en la escogencia de la Gerente y en la que los Gobernadores o sus representantes deberían ratificarla.

Hace ocho días, la Procuraduría General de la Nación abrió investigación porque supuestamente la recién nombrada Gerente del canal, Mabel Moscote Moscote, habría presentado supuestas certificaciones ilegitimas expedidas por tres empresas privadas, que al parecer la avalaron como directora de medios de comunicación, recursos humanos, y asesora en temas de contenido audiovisual, para aparentemente cumplir con los requisitos exigidos en los estatutos del canal en los ítems de “experiencia, competencias, habilidades y conocimiento en el sector de la televisión, más específicamente en la producción de contenidos de televisión”.

El hecho desencadenó una serie de reacciones de postulados, cercanos al canal y medios de comunicación, quienes empezaron a poner en duda si, realmente, Moscote tenía la experiencia reglamentaria para ocupar el cargo tal como se exigía en la convocatoria.

Sin embargo, Hora en Punto conoció que las empresas citadas por Moscote, y por las que Amado Jiménez Trejos, tomó como casos para formular  ante la Procuraduría la queja disciplinaria, fueron confirmadas por los patronos. Y según la ley, ante una duda sobre la veracidad de una certificación expedida por empresas privadas, solo rigen dos maneras de controvertirlas: que la empresa que supuestamente emitió la certificación diga que es falsa, o que un tercero demande ante un juez de conocimiento laboral, aportando las pruebas suficientes, para que en juicio, se determine si existe un delito de falsedad o no.

Jesús Herrera, abogado administrativista consultado por Hora en Punto aseguró que estas clases de denuncias suelen dirimirse en un tribunal laboral después de un largo proceso que dura entre tres y cinco años y que, efectivamente, solo las empresas emisoras de las certificaciones tienen la potestad de ratificarlos o desmentirlos. En caso de dudas, se deberá demandar las mismas ante un juez de la república con todo el acervo probatorio que el caso amerite.

Sobre ello, el abogado refirió que “…La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia en variada jurisprudencia (retoma lo expresado en la Corte Suprema de Justicia Sala Laboral, con Sentencia de Mayo 3/17) ha determinado que lo expresado en los certificados laborales deben reputarse como cierto, a menos que el mismo empleador acredite contundentemente que lo registrado en esas constancias no se aviene a la verdad. Esta afirmación, homologable en el caso concreto, recuerda que los jueces y funcionarios que revisan certificaciones laborales que son presentadas para ser tenidas como experiencia o pruebas en procesos litigiosos, debe tener como un hecho cierto el contenido de lo que se exprese en cualquier constancia que expida el empleador sobre temas relacionados con el contrato de trabajo, ya sea sobre el tiempo de servicios y el salario, o sobre otro tema.”

Esto deja en claro que solo el empleador podrá avalar o no la veracidad del certificado expedido, lo que en este caso, fue avalado por los mencionados en los soportes de Moscote a la convocatoria.

La otra arista necesaria para tener en cuenta en toda la trama de dimes y diretes que ha desencadenado la controvertida designación, es que si la denunciada ilegalidad es por no llenar los requisitos de experiencia en el ramo, es necesario aclarar que Moscote se desempeñó desde el 5 de julio de 2006 hasta el 11 de marzo de 2011 como Secretaria General del Canal con funciones directivas, tal como se pueden leer en la certificación que se anexa debajo y que es explícita en señalar que fue designada 13 veces en cinco años como Gerente Encargada de Telecaribe.

En el formato de evaluación de las hojas de vida, está el ítem “Forma de puntuación de la relacionada con contenidos y producción de contenidos”, que aborda a los aspirantes desde su experticia específica: como asistente, como profesional o como directivo, En este último estado (Directivo) se marcan las especificaciones de “Dirección y asesoría en medios de comunicación, dirección de proyectos y administración de recursos de televisión, que están dentro de las funciones que ella debía realizar en el cargo de Secretaria General, tal como lo muestra la certificación expedida por la misma Telecaribe, más si estuvo encargada en trece ocasiones de la Gerencia del Canal, como consta en la certificación que firma Zaima Mercado, la profesional de talento humano del canal, con fecha del 27 de marzo de 2020.

Ante la conminación de la MinTic, la Junta Directiva del Canal se reunirá mañana martes a las cinco de la tarde con la Ministra Karen Abudinen, quien los conminó a explicar en detalle lo relativo con el nombramiento y el proceso administrativo en la escogencia de la Gerente y en la que los Gobernadores o sus representantes deberían ratificarla.

Hora en Punto conoció que en un oficio de cinco folios, la gerente electa del canal Mabel Moscote le pidió a la Junta Directiva dar curso a su posesión. En uno de los apartes, Moscote afirma: “En este momento ya existe una manifestación expresa de la voluntad de Telecaribe, en el sentido de nombrarme en el cargo de gerente. En estricta técnica jurídica, el acto de nombramiento es una decisión particular que me ha generado el derecho adquirido de posesionarme en el cargo. Al tratarse de una decisión de una entidad pública, goza de la presunción de legalidad que reviste a todos los actos administrativos y ha generado efectos particulares y concretos. Bajo ese entendido, quienes consideren que el acto de nombramiento no se ajusta a la Ley, deberán demandarlo y probar que se han cometido irregularidades.”

Así las cosas, y entendiendo que si se persiste en la demanda de las certificaciones de empresas privadas presentadas por Moscote tendría que esperarse un proceso legal que determine la veracidad o no de los mismos y conociendo la experiencia de la profesional en cinco años de trabajos administrativos en el canal, incluyendo el encargo en trece ocasiones en la Gerencia, se caería el supuesto de que la gerente electa “no cumplía con los requisitos”.

Compartir
Compartir