26 de noviembre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Joe Biden el hombre que siempre pensó en que sí se podía, es el nuevo Presidente de EE.UU

El demócrata se convirtió en el presidente número 46 de Estados Unidos, tras derrotar en una reñida contienda a Donald Trump.

Estados Unidos elegía este primer martes del mes de noviembre quién presidirá el país los próximos cuatro años. Las elecciones presidenciales estadounidenses se han convertido en un choque sin precedentes y con todas las hipótesis abiertas entre Donald Trump, actual presidente, y Joe Biden, ex vicepresidente de Barack Obama.

Los estadounidenses acudieron a votar en un clima de división social que puede degenerar en violencia y que hace que los resultados de las elecciones sean una incógnita.

Tras el cierre de la jornada electoral Donald Trump se autoproclamó ganador de las elecciones y acusó a los demócratas de «robo» y «fraude», amenazando con judicializar el resultado electoral para anular el voto por correo.

Después de tres días de incertidumbre, por fin Estados Unidos conoce a su nuevo presidente. Se trata de Joseph Robinette Biden Jr., más conocido como Joe Biden, representante del partido Demócrata y de 77 años.

Su elección se conoció este viernes 6 de noviembre, tras alcanzar los 270 votos del colegio electoral.

Aunque las votaciones para conocer al nuevo presidente de EE. UU. se llevaron a cabo el martes 3 de noviembre, el conteo mantuvo en vilo al mundo entre la tensión de saber quién se quedaba con los comicios y las constantes acusaciones de «fraude» por parte de Donald Trump, quien aspiraba a una reelección por otros cuatro años.

Esta situación recordó las elecciones en Estados Unidos del año 2000, cuando transcurrieron más de cinco semanas para decidir que George W. Bush había triunfado sobre Al Gore.

En las últimas horas fueron clave para darle la victoria a Biden estados como Georgia, que entregaba 16 votos electorales. Allí, el candidato Trump estuvo liderando, pero las papeletas permitieron la remontada del expresidente de Obama. Caso parecido ocurrió en Pensilvania, que daba 20 sillas en el colegio electoral.

Otro duro golpe de la campaña de Biden sucedió en el estado de Wisconsin, donde Trump había triunfado en 2016. Sin embargo, fue el demócrata quien logró quedarse con estos 10 votos electorales.

La tensión también se centró en Michigan, un estado que aportaba 16 asientos electorales. Aunque Trump pidió suspender el conteo de ese territorio, Biden se alzó victorioso rozando el 50% de adeptos.

Aunque en sus discursos ambos candidatos confiaban en que saldrían ganadores, Biden siempre tuvo un tono más tranquilo y llamaba a la cordura, recalcando que se debía contar hasta el último voto.

Por su parte, Trump insistió en hacer denuncias -sin pruebas- de una especie de saboteo electoral. Pero todo eso ya erá historia. El hecho cierto es que hoy Biden es el nuevo Presidente de Estados Unidos, un país que ha quedado marcado por la polarización en una de las elecciones más reñidas en toda su historia.

Biden, además,m ha sido el candidato que mas votos a sacado en la historia de unas elecciones lo que marca ahora un nuevo precedente.

¿QUIEN ES JOE BIDEN?

Joe Biden / AFP
Joe Biden / AFP

Joe Biden es un veterano político demócrata que supo vender al pueblo de Estados Unidos su promesa de unificar a Estados Unidos.

En su larga carrera hacia la Casa Blanca, que se extiende durante décadas con dos intentos infructuosos, este político optimista radicado en Delaware sostuvo que todavía que puede cambiar el talante de Estados Unidos y pasar de la rabia y la sospecha a la dignidad y el respeto.

Biden llegó a la política nacional a los 29 años cuando logró sorpresivamente ser elegido senador por Delaware en 1972.

Pero solo un mes después una tragedia destrozó su mundo cuando su primera esposa, Neilia Hunter, y su hija de un año murieron en un accidente de coche cuando iban a comprar un árbol de Navidad.

Sus dos hijos quedaron heridos de gravedad, pero sobrevivieron, aunque el mayor, Beau, murió joven víctima de un cáncer en 2015.

Estas tragedias ayudaron a cimentar la empatía con la opinión pública estadounidense que trasluce en sus interacciones cotidianas.

FILES-US-VOTE-BIDEN

Sus habilidades son polivalentes. De la misma forma en la que sonríe en un auditorio lleno de estudiantes universitarios, es capaz de conectarse con obreros de las zonas deprimidas o lanzar duras recriminaciones a sus rivales.

Esta habilidad quedó cercenada en 2020 cuando la crisis del coronavirus frenó en seco su campaña presencial y lo dejó confinado en su hogar, un lugar que recién en las últimas semanas se ha atrevido a dejar.

Ya no tiene la misma fuerza que durante los ocho años en los que fue vicepresidente de Barack Obama y aunque conserva una sonrisa de anuncio, su paso es más frágil y su pelo escasea.

Sus críticos y los mismos demócratas se preguntaron durante toda la campaña si su propensión a los errores y la torpeza iba a manifestarse a lo largo de la campaña contra Trump.

El mandatario de 74 años explota esta veta, lo llama «Joe el dormido» y lo acusa de sufrir un deterioro cognitivo.Biden ha intentado repeler los ataques y en un rapto de frustración luego que el presidente no dejara de interrumpirlo en el primer debate, le lanzó exasperado un «¿Te vas a callar?».

Cuando fue elegido era uno de los senadores más jóvenes en llegar al Capitolio y allí pasó décadas antes de ser durante ocho años el vicepresidente de Obama.

FILES-US-VOTE-BIDEN
(

El mensaje de Biden se ha articulado en gran medida en asociación con su estilo moderado durante el gobierno de Obama, pero en campaña ha prometido que como presidente tomará posturas más progresistas en materia de cambio climático, justicia racial y alivio de la deuda estudiantil.

Pero Biden casi no logra ser el candidato. Pese a que partió como favorito, muchos lo descalificaron por ser muy viejo, muy moderado y su campaña parecía encaminada al desastre después de las primeras primarias, donde Bernie Sanders despuntó del pelotón.

Pero con la primaria de Carolina del Sur y el apoyo del voto de los ciudadanos negros logró volver a la contienda.
Esta carrera marca un brusco contraste con su intento de 1988 cuando tuvo que retirarse en medio de la vergüenza después de que se descubriera que había plagiado un discurso.

En su intento de 2008 tampoco le fue mejor y sólo logró menos de un 1% del apoyo en el caucus de Iowa que da el pistoletazo a la carrera.

*CON INFORMACIÓN DE BLU RADIO, AP, REVISTA AS, REVISTA SEMANA

Compartir
Compartir