28 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

«Después que me golpearon, trataron de meterse en mi casa», denuncia la pediatra

Dalila Peñaranda, la médica pediatra agredida por pedir que bajaran el volumen en una fiesta vecina, afirmó jamás en la vida había visto a los que la agredieron y reveló además que las fiestas de sus vecinos eran frecuentes. Las declaraciones de Peñaranda se conocieron luego de una entrevista que la galena concedió a la emisora Blu Radio.

La pediatra habló sobre los hombres que la golpearon, Jalim Rebaje y Asad Barake, y cómo una simple solicitud para bajar el volumen de la música se convirtió en una salvaje gresca en la que ella y su empleada doméstica fueron las víctimas.

La médica dijo a Blu Radio que “ni siquiera conocía personalmente a mis vecinos”.

“Sabía de ellos porque pertenezco al comité de convivencia del edificio y les venimos haciendo un seguimiento desde junio del año pasado por estas situaciones, pero no los conocía personalmente”, comentó, pues las rumbas que armaban eran frecuentes.

Sin embargo, comentó, “no sabía que era una fiesta. Normalmente ellos celebran en esa forma, con esa cantidad de bulla, pero solo sus primos, como su propia familia, eso era lo que teníamos entendido”.

La reunión, en esta ocasión, arrancó a las seis de la tarde del viernes y la pediatra tenía que madrugar a trabajar, por lo que llamó a portería para “que les dijera que le bajaran al volumen, pero ellos siempre hacen caso omiso de ese llamado de atención y se termina llamando al cuadrante de la Policía”.

Según le informaron, los agentes hablaron con Martín Parra, inquilino del apartamento, quien les dijo “que va a colaborar, pero inmediatamente ellos bajan, se escucha en los pasillos la música de los mariachis, la música más alta y le pregunto al vigilante que si no había llegado el cuadrante de la Policía y me informó que acababan de bajar, pero se escuchaba más ruido”.

“Dígales que suban nuevamente para que me acompañen y hablar nuevamente con el vecino para que me colaboren”, pidió la doctora Peñaranda.

Según ella, el primero en atenderla fue el señor Martín, pero “él me dice que no discute con mujeres, entonces que me entienda con su esposa, que es la señora Fanny (Franco)”.

Cuando ella quiso hablar con la inquilina, afirmó, ella la insultó y luego la agredió físicamente. Fue entonces cuando “dos personas, que no me conocen, que no saben quién soy, que no tenían nada que ver con la discusión, salen a atacarme”, continuó diciendo.

Y afirmó durante la entrevista que “la mayor parte de los golpes los recibe el policía (…) Él me estaba tratando de sacar de esa multitud de personas junto con otras personas que estaban sin el efecto del alcohol en la fiesta porque ellos me ayudaron a llegar a mi casa”, declaró.

Sin embargo, ya en su apartamento junto a su empleada Carmen Pérez, de 57 años y que también fue atacada, “violentan la puerta de mi casa y afortunadamente llega el policía y otras personas más y sacan a estas personas de mi casa”, afirmó.

Según la pediatra Peñaranda, los residentes del edificio tienen temor y “en el edificio todos estamos muy preocupados frente a esa situación”, más cuando han circulado videos en los que se muestra, al parecer, que están vendiendo droga en los pasillos del inmueble.

Para la médica “si el señor Martín hubiera dicho ‘doctora, estoy celebrando el cumpleaños de mi hija, déjeme cantarle el cumpleaños y yo me comprometo a terminar esto aquí e irme a otro lugar a terminar de festejar o le bajo el sonido a la música’, esto no hubiese pasado”.

Compartir
Compartir