27 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Decretada la emergencia: erosión costera rompió la vía que comunica a Salamina con El Piñón

A pesar de las reiteradas advertencias, los llamados al Gobierno y las experiencias recientes por consecuencias de las fuertes lluvias, el río acabó prácticamente  con la carretera que comunica a Salamina con El Piñón.

En horas de la madrugada de este domingo la erosión destruyó gran parte de la importante vía y amenaza con seguir derrumbando la zona, como lo reportó el centro de monitoreo instalado por la Alcaldía municipal.

El alcalde encargado Jaime Luis Solano, dijo que “la situación ya salió de control, nosotros hemos hecho todo lo que nos corresponde, pero se necesita de la intervención urgente del Gobierno Nacional. El municipio no cuenta con los recursos para ejecutar una obra que cuesta más de 60 mil millones de pesos”.

El creciente deterioro de la borda compromete por lo menos 500 metros de extensión, lo que pone en riesgo, en caso de presentarse una inundación a más  12 mil personas que se verían damnificadas, sin contar las millonarias pérdidas en la ganadería y agricultura.

Por la magnitud de la erosión y el riesgo que ello implica, en Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres realizado en se determinó la propuesta de ejecutar una obra de emergencia para contener la erosión marginal en el Kilómetro 2+400 metros de la vía Salamina- El Piñón, por valor aproximado de $3.528 millones.

En la reunión extraordinaria y ampliada en Salamina, los Coordinadores Departamentales de Gestión del Riesgo de Desastres y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, colocaron a disposición $500 millones que se sumarían a $170 millones que dispone la gobernación del Magdalena para el dragado en puntos críticos con equipos de succión o uso de maquinaria anfibia.

También se determinó la recuperación de la vía, la cual se contemplaría en 2 fases; la primera, en una intervención de plan de choque para controlar inundaciones y mitigar daños, y en la segunda, estructuras de fijación, protección de orillas y recuperación del margen original que ha sido destruido por la erosión.

El alcalde del municipio aseguró que desde principio de año se enviaron oficios a la Gobernación, a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), a Corpamag y a Invias pero ninguna fue contestada. Solo Cormagdalena nos escribió a decirnos que no tenía plata. Solano también señaló que “ahora cuando ya el daño natural es mayor han salido a decir que están presentes, que van a trabajar y a realizar los estudios, pero lo que necesitamos son acciones inmediatas, nosotros declaramos la urgencia manifiesta y la calamidad pública en busca de llamar la atención de los entes nacionales y la respuesta fue nula, esperamos que hagan ya lo que corresponde”.

Por su parte, en las últimas horas el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, declaró la calamidad pública departamental para atender la emergencia causada por la erosión fluvial en la vía Salamina – El Piñón, a la altura del kilómetro 2.5,  luego de que los miembros del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo le dieron su aprobación.

En la mañana del domingo esta vía quedó incomunicada debido a la socavación de cerca de 100 metros cúbicos del terraplén por la fuerza de las aguas del río Magdalena, tal como lo pudo constatar el mandatario en un sobrevuelo que realizó en un helicóptero de la Policía Nacional.

Ante esta emergencia, el gobernador Caicedo convocó a un Consejo Extraordinario de Gestión del Riesgo al que asistieron el director de la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), Pedro Jurado; el director técnico del Instituto Nacional de Vías (Invías), Guillermo Toro; el subdirector para el Manejo de Desastres de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, Ariel Zambrano; y los alcaldes de Salamina, El Piñón, Remolino, Sitionuevo, Cerro de San Antonio y Pivijay.

En la reunión se definió un plan de acción en el marco de la calamidad pública para rehabilitar la vía y evitar que la erosión fluvial siga avanzando en este tramo, por lo que las distintas entidades se comprometieron a lo siguiente: Cormagdalena realizará el dragado controlado y dirigido para remover la isla de sedimentos que se ha formado en el sector de Tamarindo. Para dar inicio a estas obras se dispuso de 670 millones de pesos, de los cuales 500 millones serán aportados por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y 170 millones por la Gobernación.

Compartir
Compartir