31 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Covid en Estados Unidos está imparable: «hay que tomar medidas más estrictas»

Doctora Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca

CNN

 Estados Unidos ha entrado en una «nueva fase» de la pandemia de coronavirus, advirtió una experta de primer nivel, mientras los casos aumentan tanto en áreas urbanas como rurales.

«Está extraordinariamente extendido», dijo la doctora Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, a CNN el domingo.

Hasta ahora, más de 4,6 millones de estadounidenses han sido infectados y al menos 154.859 han muerto, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Y se prevé que el número de fallecidos en el país alcance al menos 173.000 para el 22 de agosto, según un nuevo pronóstico compuesto de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Para combatir la propagación desenfrenada del virus, funcionarios de salud han trabajado con los líderes estatales para ofrecer respuestas personalizadas para combatir el brote en cada comunidad, dijo Birx, quien agregó que algunos esfuerzos de mitigación han comenzado a mostrar resultados positivos.

«Pero quiero ser muy clara», dijo, «lo que estamos viendo hoy es diferente de marzo y abril. Está extraordinariamente extendido. Entonces, todos los que viven en un área rural, no son inmunes ni están protegidos contra este virus y es por eso que seguimos diciendo, sin importar dónde vivan en Estados Unidos: necesitan usar mascarilla y practicar distancia social».

Las recomendaciones de los funcionarios de salud han seguido siendo las mismas durante meses; sin embargo, a pesar de la continua escalada en los casos de coronavirus, algunos estadounidenses siguen optando por asistir a grandes reuniones sociales y se niegan a cubrirse la cara.

RECRUDECER LAS MEDIDAS

Debe haber medidas más estrictas y, en algunas comunidades, otra ronda de órdenes de confinamiento, dijo el Dr. James Phillips, médico y profesor asistente en el Hospital de la Universidad George Washington.

«Me preocupa que la complacencia que hemos visto con el coronavirus ha llevado a estas reuniones masivas y a un desacuerdo general con la ciencia», dijo. «Las personas no usan mascarillas, no se distancian».

Al menos 30 estados han pausado sus planes de reapertura o han impuesto nuevas restricciones para combatir un aumento en los casos, y al menos 39 estados tienen algún tipo de orden para usar mascarilla. Pero los esfuerzos para frenar la propagación se producen cuando algunas partes del país se están preparando para dar la bienvenida a los estudiantes a las escuelas y los campus universitarios.

«Lo que me preocupa principalmente es el hecho de que no hemos controlado este virus de manera seria, estamos viendo aumentos en muchos estados y ahora estamos hablando de reabrir escuelas y universidades en medio de lo que creo que agravará nuestro problema significativamente», dijo Phillips.

En el condado de Gwinnett, Georgia, donde decenas protestaron por el regreso a la escuela la semana pasada, al menos 260 empleados de las escuelas públicas del condado de Gwinnett dieron positivo por el virus o estuvieron en contacto con un caso, una portavoz del distrito le dijo a CNN el domingo.

Ese anuncio se produjo días después de que los maestros regresaron a clase para la planificación previa en persona, informó WSB, afiliada de CNN.

Y en un distrito escolar de Indiana que volvió a abrir para el nuevo curso, un estudiante dio positivo en el primer día de clase, lo que llevó a los funcionarios escolares a aislar al estudiante y comenzar a rastrear a quien pudo haber estado en contacto cercano.

EVALUAR REAPERURAS ESCOLARES

Las reaperturas escolares deberán hacerse con cuidado, dijo Birx, y las áreas que han informado sobre un aumento de infecciones primero deben detener los casos antes de entablar conversaciones sobre recibir a los estudiantes en clases.

«Si tiene un alto número de casos y una propagación activa de la comunidad, al igual que le pedimos a la gente que no vaya a bares, que no celebre fiestas en el hogar, que no cree grandes eventos de difusión, le pedimos a la gente que aprenda a distanciarse en este momento para que podamos tener esta epidemia bajo control», dijo.

A fines de julio, los CDC emitieron nuevas pautas que presionaron a favor de la reapertura de las escuelas. Las pautas decían que a los niños no les afecta mucho el coronaviruspero sí no asistir a la escuela. Los CDC recomendaron que los funcionarios locales consideren cerrar las escuelas o mantenerlas cerradas si hay una transmisión sustancial e incontrolada del virus.

Las directrices también dicen que los niños tienen menos probabilidades de propagar el virus que los adultos, pero nuevos estudios sugieren que los niños pueden contribuir a su transmisión.

Los niños podrían tener más carga viral que un adulto 1:07

En el condado de Miami-Dade, denominado por algunos expertos como el epicentro del país, el superintendente anunció el domingo que los estudiantes continuarán aprendiendo de forma virtual hasta por lo menos el mes de octubre.

El superintendente le dijo a WPLG, afiliada de CNN, que existe la posibilidad de que algunos grupos de estudiantes puedan regresar antes de octubre, incluidos los estudiantes de jardín de infantes y los niños con discapacidades, y que debería haber un equilibrio entre la protección y la «reanudación de la normalidad».

SUSPENDER FIESTAS

Sin importar muchas restricciones y pautas establecidas por los funcionarios, será la ayuda del público para atender esas pautas lo que ayudará a reducir las cifras de casos de coronavirus, dijo Birx.

«Si seguimos yendo a fiestas en casas, a pesar de que los bares están cerrados, si estamos creando interacciones donde sabemos que no es seguro, porque hay varias personas allí, y no tienen mascarillas y no están socialmente distanciados, se puede suponer que no se trata de personas superpropagadoras», dijo. «Se trata de eventos superpropagadores y debemos detenerlos».

Birx ha dicho que los expertos notan un patrón de estadounidenses más jóvenes que a menudo llevan la infección a casa sin saberlo, ya que muchos pasan por el virus sin ningún síntoma y luego se lo transmiten a sus padres, quienes luego se lo transmiten a los abuelos u otros residentes mayores

A pesar de los continuos llamados a la acción de Birx y otros funcionarios de salud, algunos estadounidenses no se han adherido a las pautas de los CDC.

En Filadelfia, la policía se encontró con una reunión de más de 500 personas el sábado, dijo la policía a CNN. En California, decenas de asistentes a los bares de Los Ángeles se congregaron en interiores para una celebración que un portavoz del bar dijo que debía honrar a los socorristas. En Nueva Jersey, los funcionarios están investigando una fiesta de adolescentes que llevó al surgimiento de un grupo de coronavirus el mes pasado.

Y durante el fin de semana, Birx destacó una forma más en que los estadounidenses están llevando el virus a sus hogares: al salir de vacaciones en los puntos críticos.

«Si ha elegido irse de vacaciones a un punto crítico, realmente necesita regresar y proteger a las personas con comorbilidades y asumir que está infectado», dijo.

Más importante, dijo, las personas que viven en hogares multigeneracionales en áreas que están experimentando brotes, deben considerar usar máscaras en el hogar y asumir que son positivas si viven con personas mayores o que pueden tener condiciones subyacentes que los ponen en mayor riesgo de complicaciones por coronavirus.

Compartir
Compartir