28 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Consternación por suicidio de empresaria barranquillera

Foto de Instagram.

La joven empresaria barranquillera, Juliana Andrea Real,  se suicidó en su apartamento en el norte de la ciudad, al parecer por problemas de depresión por la pandemia.

Juliana Real, de 25 años, fue trasladada hasta la clínica Portoazul, donde falleció cuando era atendida en el centro asistencial. La joven se ahorcó en su apartamento y su cuerpo inconsciente fue hallado por su novio, quien había salido a hacer unas diligencias.

La exitosa mujer había publicado en su cuenta de Instragram sus sentimientos depresivos hace cuatro meses. Ella solía viajar a China donde compraba su mercancía, que después distribuía en el centro de la ciudad y ofertaba a través de sus redes sociales donde era reconocida.

Juliana Real era quien surtía a muchos comerciantes de ropa que vendían su prendas a través de las redes sociales. Al parecer, la depresión, a causa de la crisis financiera que ha generado la pandemia por el COVID-19, se apoderó de Juliana.

La joven tomó la fatal determinación de suicidarse el miércoles por la mañana. Su novio, con quien pensaba casarse en los próximos meses, salió a hacer unas diligencias rápidas, pero a los 20 minutos, un extraño presentimiento lo hizo regresar al apartamento. Al ingresar, encontró inconsciente a Juliana Andrea. De inmediato, la trasladó de urgencia a la clínica Portoazul donde finalmente falleció.

Dina Luz Pardo, Directora de Asocentro que agrupa a los comerciantes del Centro de Barranquilla manifestó que«…El gremio de comerciantes del Centro de Barranquilla lamenta la pérdida de Juliana Real y envía un mensaje de solidaridad y un abrazo a toda su familia. Juliana, una joven comerciante del Centro de Barranquilla, emprendedora, dinámica a quien recordamos por querer aportar a los comerciantes su espíritu y conocimiento en temas de redes e invitaba a los comerciantes para que le apostaran a ese tema de la virtualidad». 

Algunas de las publicaciones más recientes de la mujer en redes sociales daban cuenta de los problemas de depresión que vivía en medio de la pandemia por COVID-19. En una de ellas, fechada en mayo 16, reconocía que no pasaba buenos momentos en su vida.

“He tenido días buenos y días malos. Me he despertado con ánimos a trabajar y en ocasiones no quiero salir de la cama. A veces tengo muchas fuerzas para seguir y a veces simplemente me derrumbo. Es normal, soy humana, no puedo ser fuerte siempre, no podemos culparnos, no debemos hacerlo”, contaba Juliana en su publicación.

Compartir
Compartir