28 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

«Con estos hijuep…no se puede»: el nuevo gag que deja la sesión virtual

«Angélica, Angélica, apaga el micrófono»…

Otro hecho que provocó hilaridad entre los que vivieron la sesión virtual del Congreso ayer jueves la protagonizó esta vez la senadora Angélica Lozano.

La senadora de la Alianza Verde, se convirtió en la más “reciente víctima” de las sesiones virtuales del Congreso, al dejar su micrófono abierto cuando se despachaba contra su colega Gustavo Bolívar.

El hecho se dio en la Comisión Primera del Senado, en la votación de los últimos artículos del proyecto de ley que habilita la virtualidad en las sesiones ordinarias, el cual atraviesa su tercero de cuatro debates.

Mientras se votaba uno de los artículos, la congresista de los ‘verdes’ comenzó a conversar con otra persona sin percatarse de que su micrófono estaba abierto y se le escucharon varias expresiones que provocaron las carcajadas de sus colegas.

“No marica, qué amargura, qué amargura. ¿Viste lo que puso Bolívar? “Ella dejó constancia de que se retiraba”, qué ley. Hijueputa, lee los comentarios que me hacen, con estos hijueputas no se puede hacer nada (…) que mierda”, dijo visiblemente exaltada Lozano, sin darse cuenta que su micrófono estaba abierto.

Aunque otros congresistas gritaban “¡Angélica, apague el micrófono!”, ella solo se percató después de un rato. Mientras tanto, Armando Benedetti y Gustavo Petro se reían.

El presidente de la comisión primera, Miguel Ángel Pinto, aseguró: “Este es el riesgo de tener los micrófonos abiertos”.

Todo se originó porque Gustavo Bolívar publicó el listado de senadores que estaban ausentes en la votación que pretendía quitarle los gastos de representación a los legisladores que sesionan de manera virtual.

Y es que minutos antes de la votación, Angélica Lozano había trinado que se retiraba de la sesión debido a la falta de voluntad política para que, según ella, el Congreso funcione como genuina rama del poder público y represente así a millones de colombianos.

Mientras esto sucedía, el Senador Armando Benedeti se destornillaba de la risa mientras exclamaba que «Se jodió esta vaina”.

Compartir
Compartir