23 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Cinco principios para que periodistas trabajen seguros en tiempos del coronavirus

Red Ética, Fundación Gabo.

A pesar del anuncio de una vacuna rusa contra el COVID-19,  la OMS se ha mostrado escéptica respecto a su efectividad. Sería hasta comienzos del año 2021 cuando la población mundial empiece a recibir la vacuna. Así las cosas, las salas de redacción necesitan prepararse para que esta adaptación a la nueva normalidad que el coronavirus ha impuesto, se prolongue por varios meses más. 

Desde la Red Ética hemos compartido ya recursos sobre cómo los medios necesitan prepararse para afrontar el impacto económico que traerá la crisis económica ocasionada por la pandemia; así como sobre la necesidad de capacitar a todos los miembros de la redacción en asuntos como epidemiología básica para periodistas. 

En nuestros tuitdebates recientes, hemos abordado otras problemáticas asociadas a lo larga que ha sido la emergencia sanitaria por el coronavirus, como son el cuidado de la salud mental de los periodistas, o las alternativas que tiene un periodista que ha perdido su trabajo debido a los despidos masivos que se han presentado durante la pandemia. 

Ahora que esta lucha contra el coronavirus ha demostrado ser una batalla de largo aliento, cobra relevancia el pensar en cómo los reporteros, fotógrafos, redactores y demás miembros de la redacción necesitan cuidarse para seguir adelante con sus trabajos, a pesar del riesgo latente de contagio. 

Es por esto que cinco grandes sindicatos de trabajadores afiliados al Comité Coordinador de la Industria de las Artes, el Entretenimiento y los Medios de (AEMI), han formulado cinco principios de «seguridad y equidad» para el personal de las industrias mediáticas en tiempos de COVID-19, que pretenden lograr un compromiso de las empresas con sus colaboradores. 

«Las noticias son esenciales, quizás ahora más que nunca antes», afirman los sindicatos que proponen estos estándares. «A medida que partes de nuestra sociedad y la economía comienzan a reabrirse, queremos hacer todo lo posible para asegurarnos de que los trabajadores de los medios tengan lugares de trabajo seguros y justos».

Las pautas que quieren que implementen los empleadores del personal de noticias, y que tradujimos al español, son:

1. Todo el trabajo que se pueda hacer desde casa debe hacerse desde casa, si el trabajador así lo desea, con el soporte técnico adecuado. 

2. Cuando se deba realizar trabajo en la sala de redacción, estudio o en el la calle, se deben exigir pautas básicas de los organismos de salud sobre distanciamiento social y medidas de protección, y se debe proporcionar a cada trabajador el equipo de protección personal adecuado.

3. Todos los lugares de trabajo y vehículos deben estar equipados con suficientes suministros de desinfectante, y ser desinfectados por equipos de limpieza profesionales con regularidad, para asegurar la mejor higiene posible en todas las áreas de trabajo.

4. Los empleadores deberían adoptar planes estrictos de rastreo de contactos para aislar a quienes puedan haber estado expuestos a cualquier persona que dé positivo en la prueba o presente síntomas compatibles con el virus.

5. Los despidos, vacaciones adelantadas, licencias y reducciones en las horas de trabajo solo deben considerarse después de que se hayan agotado todas las demás opciones. Antes de cualquier reducción en las cargas laborales, es necesario que se den discusiones entre los trabajadores y la gerencia (con transparencia financiera) para establecer el mejor curso de acción para garantizar un periodismo de alta calidad y proteger tantos empleos como sea posible durante esta crisis.

Compartir
Compartir