23 de noviembre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Candidato opositor reconoce que Arce es el Presidente de Bolivia

Luis Arce, heredero político de Evo Morales y afiliado a la izquierda del país boliviano, artífice del milagro económico en el gobierno de Evo Morales, tomará las riendas de una Bolivia polarizada y en crisis económica, tras una contundente victoria en las urnas el domingo, según todos los resultados hasta el momento.

El propio candidato Carlos Mesa reconoció que su rival electoral Luis Arce era el ganador de las elecciones en Bolivia y su formación Comunidad Ciudadana encabezará la oposición.

El líder de Comunicad Ciudadana declaró a  los medios en La Paz para reconocer una victoria del candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) Luis Arce, aunque el cómputo oficial de votos sigue en curso.

Afirmó que los sondeos en boca de urna publicados anoche auguran que será «claro triunfador en primera vuelta» el exministro Luis Arce, por lo que Comunidad Ciudadana ejercerá de «cabeza de la oposición» para el periodo 2020-2025.

Aunque no hay resultados oficiales por ahora, porque el escrutinio avanza lentamente este lunes, Arce y Morales proclamaron la victoria la misma noche de los comicios, que fue reconocida por la propia mandataria derechista transitoria, Jeanine Áñez, quien sucedió al primer presidente indígena de Bolivia cuando renunció hace 11 meses en medio de una convulsión social.

Bolivia «ha recuperado la democracia, quiero decirle sobre todo a los bolivianos, hemos recuperado las esperanzas», declaró Arce -a quien sus seguidores llaman ‘Lucho’-, junto a su vicepresidente, David Choquehuanca, excanciller de Morales (2006-2019).
«Lucho será nuestro presidente (…), él devolverá a nuestra patria el camino del crecimiento económico», dijo Morales en su exilio en Argentina.

Áñez, enemiga acérrima del Movimiento al Socialismo (MAS), admitió rápidamente la victoria de Arce y lo felicitó.

En cambio, el principal rival del economista, el exmandatario centrista Carlos Mesa (2003-2005) ha mantenido el silencio hasta ahora y su portavoz, Ricardo Paz, dijo que iban a «esperar con paciencia y con tranquilidad» el resultado del lento escrutinio del Tribunal Supremo Electoral.

Según el canal de televisión Unitel, Arce se adjudicó en primera vuelta la presidencia con 52,4% de los votos, muy por encima del 31,5% de Mesa, su inmediato rival.
En tanto, la fundación Jubileo dio a Arce el 53% de los votos y a Mesa el 30,8%.

Ambas encuestas privadas pusieron fin a la incertidumbre que imperaba en el país siete horas después del término de la votación, sin que las autoridades electorales informaran sobre los resultados preliminares.

Arce y Mesa eran los candidatos favoritos en esta votación desarrollada en una jornada tranquila, aunque envuelta en temores a que se repitieran los incidentes tras los comicios de octubre de 2019, anulados por denuncias de fraude, y que terminaron con la renuncia de Evo Morales.

Las autoridades electorales decidieron a última hora suprimir en estos comicios el conteo rápido, basado en la transmisión de las actas de los colegios electorales por foto.

Compartir
Compartir