22 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Alerta en EE.UU. por ameba «come cerebros» en el agua potable

Cuando uno cree que en este año 2020 ya se ha visto lo suficiente, una nueva alerta sanitaria se dispara. Esta vez, en los Estados Unidos.

Diversos medios han informado nutridamente desde las primeras horas de hoy que en por lo menos ocho ciudades de Texas, Estados Unidos, se ha emitido una alerta por el hallazgo de la llamada ameba ‘comecerebros’ en el suministro de agua potable. Esta misma cobró la vida de un pequeño de 6 años en Lake Jackson el 8 de septiembre.

“La Comisión de Calidad Ambiental de Texas, bajo la dirección de la Oficina del Gobernador, está trabajando con la Autoridad del Agua de Brazosport para resolver el problema lo más rápido posible”, señalaron las autoridades tras emitir un aviso sobre el agua suministrada por Brazosport, según informó Caracol Radio.

Según las primeras investigaciones, en los depósitos hay presencia de la naegleria fowleri, como se conoce científicamente a la ameba ‘comecerebros’, y que se puede hallar también en otros ambientes húmedos como lagos cálidos y aguas termales.

El aviso para no usar el agua lo emitieron para las ciudades de Lake Jackson, Freeport, Angleton, Brazoria, Richwood, Oyster Creek, Clute y Rosenberg, todas en Texas.

En la primera, Lake Jackson, hay declaración de desastre. Las alertas en esa ciudad iniciaron el 8 de septiembre, cuando un menor de 6 años fue hospitalizado por presencia del microorganismo en el cuerpo. Se estudia si la adquirió por medio del agua de una manguera de su casa.

La ameba ‘comecerebros’ puede producir meningoencefalitis amebiana, una enfermedad tan rara que al año causa entre 0 y 8 víctimas en Estados Unidos. Causa desde fiebre, náuseas y vómitos hasta alucinaciones y convulsión, y llevar al estado de coma.

En un informe de la BBC se explica que según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), el ameboide Naegleria fowleri es un microorganismo que vive en agua dulce templada y puede encontrarse tanto en tierra húmeda como en lagunas, estanques y piscinas.

La infección se produce cuando el agua contaminada entra en el organismoa través de las fosas nasales.

Es por esta vía que el parásito llega al cerebro y destruye el tejido cerebral. De ahí el nombre con que se conoce a este organismo: «ameba come cerebros».

Las temperaturas cálidas favorecen el desarrollo de la ameba, por lo que la mayor parte de los casos se producen en verano.

La infección puede comenzar con un dolor de cabeza, fiebre y náuseas. Al empeorar la persona afectada comienza a experimentar un cuello rígido, confusión, pérdida de equilibrio y convulsiones.

El CDC afirma que la ameba no puede infectar al ser humano si éste sólo ingiere el agua contaminada, y tampoco se puede transmitir de persona a persona.

Compartir
Compartir