octubre 20, 2020

No es la noticia: es la forma de contarla

Abogado muerto a manos de policías tenía 9 fracturas en el cráneo: Medicina Legal

El abogado Javier Ordóñez, quien murió luego de una brutal agresión por parte de dos policías en Bogotá, tenía nueve fracturas en el cráneo.

Así lo reveló un informe del Instituto Colombiano de Medicina Legal, según el cual la víctima de los uniformados tenía varias lesiones y un golpe en la cabeza con objeto contundente.

A partir de los testimonios de dos personas que se encontraban en el CAI de Villa Luz, a donde Ordóñez fue trasladado por los policías, la Fiscalía estableció que el abogado fue de nuevo agredido de manera brutal en este sitio.

Según el reporte forense, además de un contundente golpe en la cabeza, otras varias lesiones produjeron la muerte del hombre de 45 años en la madrugada del miércoles 9 de septiembre pasado, en hechos registrados en la localidad de Engativá.

De acuerdo con la investigación que adelanta la Fiscalía General, y con el testimonio de dos personas que estuvieron en el CAI de Villa Luz (occidente de Bogotá), a Ordóñez lo agredieron fuertemente en ese lugar a donde fue llevado luego de haber sido sometido con choques eléctricos de parte de dos policías.

Los golpes que recibió Ordóñez provocaron fueron lesiones en los órganos internos de la víctima, además de las nueve fracturas en el cráneo.

En las últimas horas fueron suspendidos de los cargos otros cinco uniformados, además de los dos directamente implicados en el operativo policial; se investiga si participaron también de la golpiza que recibió la víctima. En total siete uniformados están siendo investigados por el crimen.

Los investigadores de la Fiscalía General de la Nación tendrían en su poder otros videos que demostrarían que la víctima, después de ser agredida con descargas eléctricas, habría recibido varias golpizas por partes de varios uniformados.

Los investigadores evalúan una hipótesis según la cual Javier Ordóñdez habría tenido tiempo atrás una discusión con los dos policías que lo agredieron inicialmente.

Compartir
Compartir